“CÉLULAS MADRE CLÓNICAS SIN EMBRIONES”

          En ratones se han obtenido a partir de células adultas células madre “clónicas”, es decir, que han recuperado su estado embrionario indiferenciado y con capacidad para convertirse en cualquier tipo de tejido adulto.

Fuente: El País, 7 de junio de 2007.

 

           La noticia es un resumen de la nueva revista “Cell Stem Cell” que inicia su andadura editada por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y las universidades de Harward y California de Los Ángeles.

            Las conocidas “células madre” se pueden dividir en dos grandes clases:

     • Embrionarias: obtenidas a partir de embriones de dos semanas y capaces de convertirse en cualquier célula o tejido del cuerpo. Estos embrios pueden generarse por fecundación in vitro o por clonación a partir de cualquier célula de un individuo adulto. Al obtenerse a partir de embriones, esta opción suscita la oposición de las instituciones y personas conservadores porque consideran que un embrión de dos semanas es una persona.

     • Células madre presentes ya en órganos adultos como hígado, cerebro, músculo, grasa corporal, etc. Éstas son las preferidas por la institución eclesiástica católica, pero son escasas y sólo sirven para regenerar algunos tipos de tejidos.

 

          Ahora,  con estos científicos norteamericanos han obtenido un tercer tipo de células madre: las células induced pluripotent stem cells (iPS), es decir, células madre inducidas a ser pluripotentes para generar cualquier tipo de tejido, y ello sin ser células madre embrioanrias ni células madre adultas, puesto que provienen de células adultas normales diferentes a las células madre.

          El método para la obtención de este nuevo tipo de células madre es la activación artificial de cuatro factores factores de transcripción, convirtiendo así los fibroblastos de la piel en células madre pluripotentes. Los nombres de estos cuatro factores se corresponden con iniciales de los cuatro investigadores pricipales de este avance: Oct4, Sox2, c-Myc y Klf4. La clave de esto están en la epigénesis, proceso general que, durante el desarrollo, es el encargado de mantener el estado de activación/inactivación característico de cada tipo de célula. Esta memoria celular tan importante para el desarrollo de los diferentes tipos de tejidos en un individuo se debe a unos grupos metilo o a proteínas llamadas histonas que se unen a ciertas zonas del ADN; por esto se dice que esta memoria, más que genética, es epigenética. El caso más llamativo de esto es la inactivación de uno de los dos cromosomas X en las células del sexo femenino, proceso que no es necesario en el sexo masculino.

         Simultáneamente a esta noticia, se ha publicado también la creación en Barcelona del primer registro celular europeo de células madre embrionarias humanas a cargo del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona. Incluirá detalles de las líneas de células madre e información para su mejor acceso de todos los investigadores en este campo.