“APLICACIÓN DE CÉLULAS MADRE CON LÁSER EN EL CORAZÓN”

El País, 19 de junio de 2007.

 

            Esta nueva técnica, que mejora la revascularización cardíaca supone una mejora de la calidad de vida disminuyendo la probabilidad de nuevos episodios de angina de pecho, está siendo realizada en el Hospital Universitario La Princesa de Madrid por Juan Duarte y Guillermo Reyes, jefe de servicio y adjunto de cirugía cardíaca, en colaboración con el cirujano estadounidense Keith Allen y los hematólogos Adrián Alegre y Beatriz Agudo.

          Las células madre adultas utilizadas son de la médula ósea del interior de huesos planos (en este caso, de la cresta ilíaca de la cadera del paciente), muy rico en este tipo de células capaces de diferenciarse en nuevos tejidos. Fueron necesarias varias punciones para extraer estas células para luego concentrarlas e introducidas en el miocardio del corazón enfermo mediante una sonda láser que simultáneanmete posee tres microagujas para incorporar las células en el tejido enfermo. A cada uno de los enfermos tratados se le implantaron de 2.500 a 3.000 células madre mononucleares, entre las que ya existían células madre adultas.

          Esta técnica pionera en toda Europa combina las ventajas de la cirugía coronaria con láser, llamada revascularización transmiocárdica, con el potencial de las células madre adultas de regeneración de tejido sano. La revascularización crea nuevos canales en el corazón, que a medio plazo originan vasos sanguíneos en las zonas dañadas, reducción la posibilidad de futuras anginas de pecho. Todo ello se hace en un mismo acto quirúgico y sin necesidad de abrir el esternón, en un tiempo reducido a sólo un períoodo de 60 a 90 minutos. Se trata por tanto de una técnica menos agresiva que la mayoría de las operaciones coronarias actuales y es muy importante para casos en los que el grave deterioro de las arterias coronarias supondría un grave peligro para una angioplastia realiazada con o sin stents.