LAS SIETE PLAGAS DEL SIGLO XXI

Las siete plagas del siglo XXI.

Fuente: La Voz de Galicia. El Semanal, 18 de febrero de 2001.

 

     En otro artículo de esta fiestra se comenta el surgimiento de brotes por infecciones de virus conocidos y por otros desconocidos hasta ahora. Entre ellos pueden citarse brotes de cólera, ébola, …Sin embargo, en dicho artículo no se cita el conocido SIDA y otras enfermedades infecciosas de origen bacteriano que últimamente emergiendo con fuerza, como la meningitis y la peste, entre otras, afectando a millones de personas. La falta de financiación, la ausencia de medicinas y de campañas de vacunación en los países pobres, y la falta de una respuesta pronta ante la aparición de nuevos brotes virulentos de nuevos de enfermedades como cólera, dengue y gripe. Así, se prevé un fuerte incremento de las grandes enfermedades infecciosas y más en concreto de las siete grandes plagas de la humanidad que se citan a continuación, afectando a millones de personas y no disponiéndose todavía de una verdadera vacuna contra cada una de ellas.

 

• EL SIDA: más de 40 millones de personas infectadas por el virus en el año 2.000; en España, 150.000 personas portadoras.

     De esta enfermedad nos ocuparemos en artículos aparte. Decir, sin embargo, que su avance es imparable especialmente en zonas de Asia y África.

 

• LEISHMANIOSIS: 12 millones de enfermos. Cada año aparecen 2 millones de casos nuevos.Mortalidad entre el 75% y el 95%.

- Causa y síntomas. La produce un protozoo de las moscas que viven en los arenales (Phlebotomus spp.). La variante kala azar (conocida como la fiebre negra) es la más grave. La incubación dura varias semanas. Los síntomas son: úlceras cutáneas por todo el cuerpo y hemorragias nasales, graves lesiones en piernas. Además, en la variante de la fiebre negra se dañan el bazo, el hígado, la médula y los nódulos linfáticos.

- Localización y tratamiento. Se localiza en África, China, India y América, especialmente en Venezuela, existiendo también brotes en México y EEUU. Cerca del 15% de los afectados se curan de forma espontánea. No existe vacuna.

 

• MALARIA (o PALUDISMO): Cada año afecta a 500 millones de personas, matando a millón y medio (cada 30 segundos muere un niño de malaria).

- Causa y síntomas. La ocasiona un protozoo del género Plasmodium transmitido en sangre por la hembra del mosquito Anopheles. El protozoo, del grupo de los esporozoos, infecta en el cuerpo humano los glóbulos rojos, multiplicándose dentro de ellos y destruyéndolos al eclosionar las esporas. Sus síntomas son: fiebre, temblores, dolor en las articulaciones, jaquecas y vómitos.

- Localización y tratamiento. Es endémica en 101 países, siendo la mayoría de zonas tropicales de África, Asia y América. Se propaga principalmente en la estación de las lluvias y en zonas pantanosas donde se desarrolla el mosquito. Los medicamentos desarrollados hasta ahora, como la mefloquina, halofantrina y derivados de la artemisia, no son del todo efectivos porque el parásito muta con facilidad. Aunque no existe una vacuna con éxito reconocida, existiendo sólo una esperanza en la que últimamente ha desarrollado un equipo comlombiano dirigido por el premio Nobel Manuel Patarroyo: se trata de una vacuna que imita las moléculas que ayudan al protozoo a fijarse a los glóbulos rojos, facilitando la producción de anticuerpos que se fijan entonces a la superficie de éstos impidiendo una posterior unión del propio protozoo.

 

• GONORREA y SÍFILIS. Afecta a 62 millones de personas cada año (1 de cada 687 habitantes del planeta), la mayoría entre los 15 y los 29 años de edad.

- Causa y síntomas. La gonorrea está causada por la bacteria Neisseria y la sífilis por la también bacteria del grupo de las espiroquetas Treponema pallidum. Se transmite por relación sexual. En el hombre, la gonorrea se manifiesta por escozor del pene y testículos inflamados; en las mujeres, por dolores muy fuertes en matriz o trompas. En la sífilis, aparece una úlcera en el lugar de contagio, y después erupciones en la piel, fiebre, pérdida de cabello, hepatitis leve y condilomas genitales.

- Localización y tratamiento. Se extiende por todo el planeta, especialment en zonas urbanas y en los niveles socioeconómicos más bajos. No existe vacuna.

 

• NEUMONÍA. Es la principal causa de mortalidad en toda la Tierra, afectando a 1 de 100 habitantes. Mata cada año a tres millones y medio de personas, siendo especialmente grave en personas mayores de 75 años, asmáticos, pacientes con tratamiento de inmunosupresión severa, personas con adicción fuerte al tabaco y alcohol, personas con insuficiencia renal y niños menores de dos años.

- Causa y síntomas. Está causada por la bacteria neumocócica Aeromonas hydrophila (descubierta ya por Pasteur en 1881), virus y micoplasma, e incluso por aspiración del propio jugo gástrico en los pulmones en estados comatosos. Produce fiebre, escalofríos, sudoración, tos con expectoración, dolores en el pecho y de cabeza, falta de apetito, debilidad y disnea, entre otros síntomas.

- Localización y tratamiento. Junto con el SIDA es la enfermedad más extendida en los países del llamado Tercer Mundo. Se usan antibióticos en la variedad producida por bacterias. La vacuna a base de trimetropin-sulfametoxazol es eficaz para prevenir la variante más frecuente.

 

• ENFERMEDAD DEL SUEÑO. Afecta a 60 millones de personas, de los cuales sólo 4 millones reciben tratamiento. Mata a 150.000 personas al año.

- Causa y síntomas. La ocasiona las dos especies de protozoos, Tripanosoma gambiense y Tripanosoma rhodesiense, transmitidos por la mosca tse-tse (Glossina spp.). En América, se da la variante Tripanosoma cruci, transmitida por chinches. Las toxinas del parásito afectan principalmente al sistema nervioso central y al corazón, produciendo además fiebre,edemas, somnolencia y síntomas semejantes a los de la meningitis.

- Localización y tratamiento. Se restringue a zonas de África central y del sur, juston en los hábitats de las 22 especies de moscas tse-tse. Hoy esta enfermedad se trata con melarsoprol con arsénico, provocando la muerte a un 10% de los pacientes. La solución es mas bien preventiva, erradicando el insecto vector con métodos de lucha bioógica; para ello se irradian los machos para esterilizarlos e lanzarlos a las zonas infectadas para que compitan por las hembras con los machos salvajes. La vacuna sólo vara para el ganado portador.