ENFERMEDADES INFECCIOSAS EN LOS HÁBITATS URBANOS

Enfermedades infecciosas en los hábitats urbanos.

Fuente: La Voz de Galicia, 25 de febrero de 2001.

 

     Las enfermedades infecciosas están experimentando un resurgimiento importante en las zonas urbanas, incluyendo tanto a virus como a microorganismos patógenos como hongos, bacterias y ácaros que parasitan a la población fuertemente hacinada en las ciudades. Estos pequeños enemigos causan infinidad de enfermedades y alergias a uno de cada cien habitantes, siendo el origen de las infecciones en un 90% de los casos los sistemas de climatización, los vertederos más saneados, el alcantarillado, los alimentos mal conservados y la contaminación ambiental.

     El problema surgen cuando hongos como la legionella, bacterias como el aspergillus o la salmonella, y arácnidos  como los ácaros (causantes estos últimos del 20% de las alergias) encuentran las condiciones adecuadas (temperatura algo elevada, humedad e higiene insuficiente) para reproducirse en gran cantidad. A continuación se expone una lista con los principales agentes transmisores de enfermedades infecciosas.

 

De tamaño microscópico

• Aspergillus (hongo). Se encuentra en las obras o escombros de edificios, en el campo, y sobre todo en conductos de refrigeración.

     Penetra por las vías respiratorias y se reproducen en los pulmones.

• Legionella (bacteria). Viven aglomerada en colonias dentro de los sistemas de agua caliente (jacuzzi, torres de refrigeración, calentadores).

     Penetra por las vías respiratorias y provoca infecciones pulmonares que pueden ser mortales.

• Ácaros (arácnidos). Viven en el polvo y se alimenta de restos de la piel humana, por lo que proliferan fuertemente en alfombras, sofás, cortinas y camas, siempre mejor en ambientes húmedos y cálidos.

     Provocan alergias que se manifiestan por estornudos, rinitis y asma.

• Salmonella (bacteria). Está presente en huevos crudos o mal cocidos, carnes poco cocinadas o crudas, y en verduras mal lavadas.

     A las 8-12 horas de su ingestión provoca dolor abdominal, diarrea, fiebre y vómitos.

 • Meningococcus (bacteria aerobia gramnegativa). Causa la meningitis bacteriana al infectar la faringe de los humanos desde donde puede pasar a las meninges donde ocasiona la grave enfermedad de la meningitis. Desde hace años se pensaba que estaba erradicada del mundo, pero últimamente han surgido focos sin control en Asia y África.

 

De tamaño macroscópicos (visibles a simple vista)

• Cucarachas. Con más de 2.500 especies habitan en lugares oscuros, cálidos y húmedos, proliferando en tuberías, industrias frigoríficas y viviendas con humedad.

     Son portadoras de numerosas enfermedades bacterianas, causando además asma por medio de sus excrementos.

• Mosca doméstica. Son transmisoras de muchos gérmenes, sean bacterias o virus. La basura es su principal criadero, así como todo tipo de excrementos y materia orgánica en descomposición. Están inactivas por la noche y a temperaturas inferiores a 7 ºC.

• Palomas. Son aves de hábitos poco higiénicos, favoreciendo la proliferación de bacterias y diversos parásitos como piojos, así como la de moscas y ácaros (que se alimentan de sus plumas).