EXPANSIÓN DEL SIDA EN EL MUNDO EN EL AÑO 2001

Expansión del SIDA en el mundo en el año 2001.

El País, 29 de noviembre de 2001.

 

            Un informe de la agencia de Naciones Unidas para combatir la enfermedad (Onusida) y de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta sobre el fuerte crecimiento del Sida en Asia y Europa oriental y, especialmente, en África. Así, el sida es la primera causa de muerte en este último continente que cuenta con el 70% de los 40 millones de infectados existentes en todo el mundo. En Europa el crecimiento más acusado se ha dado en Rusia, con 250.000 nuevos casos y un millón de seropositivos en total. En Asia y la zona del Pacífico, aunque no ha aumentado mucho la cifra total de afectados, que es de 7,1 millones y 435.000 defunciones, los datos ocultan brotes epidémicos importantes en zonas localizadas que pueden desencadenar en cualquier momento un fuerte incremento de los afectados en países muy poblados como China o la India. Por nuestra parte, en España, las cifras se mantienen con respecto a años anteriores, siendo los jóvenes de 21 a 29 años y con nivel socioeconómico alto los que mejor conocen esta enfermedad, las condiciones de riesgo y las prácticas de prevención.

            África tiene sólo sólo en la región subsahariana más de 28 millones de infectados, sufriendo una pandemia que diezma de forma incesante su población y economía. Los países más afectados podrían perder más del 20% de su PIB en el período que va desde el 2002 hasta el 2020 a causa del sida. Asimismo, la esperanza de vida en esta región está descendiendo de los 62 a los 47 años. Casi el 25% de los subsaharianos son seropositivos o enfermos de sida, conociéndose 2.000 nuevos casos de personas afectadas por día, y de ellos 200 son niños.

            la Onusida calcula en 1,8 millones de pesetas anuales la cantidad necesaria para combatir la amenaza, estando sólo disponibles de momento 8.200 millones aportados por el fondo mundial de la ONU, lo que es claramente insuficiente incluso para las medidas de prevención y tratamiento. Algunas prácticas aberrantes que se producen frecuentemente en los países más pobres y que la cultura debería desterrar son:

- Matrimonio con las viudas. En muchas etnias africanas, la mujer, al formar parte de la familia de su cónyuge, si se queda viuda deberá casarse con un hermano del fallecido por sida, con lo que asegurará la propagación del virus.

Vudú y violaciones. En países del Caribe, los enfermos terminales de sida acaban siendo sometidos a prácticas de cura mortales en ritos de vudú. Además, en el África septentrional existe la creencia en muchas zonas rurales de que el coito con una mujer virgen puede curar esta enfermedad, lo que conduce a violaciones de niñas de corta edad.

Derechos sexuales. En zonas poco desarrolladas de África, los individuos con algún tipo de poder pueden mantener relaciones sexuales forzadas con sus subordinados, facilitando la propagación de enfermedades como el sida y la hepatitis.