LA FIEBRE AFTOSA: ALGUNOS INTERROGANTES SOBRE EL TEMA

La fiebre aftosa que viene del Reino Unido.

Fuente: La Voz de Galicia, 9 de marzo de 2001.

 

     El blindaje de la UE a la epidemia de fiebre aftosa del Reino Unido se hizo efectivo el fin de semana siguiente a esta noticia, resultando bastante efectivo el cerco puesto a las cabañas infectadas tanto en Gran Bretaña como en otros países europeos como Francia y Alemania.

 

› ¿Qué es la fiebre aftosa?

     Es una enfermedad que ataca a animales de pezuña hendida, como bovinos, cebras, cerdos y ovejas, pudiendo pasar a los humanos. Su origen es un virus de varias cepas.

 

› ¿Cuáles son los síntomas en animales?

     Decaimiento general, pérdida de apetito, salivación excesiva, inflamación de las ubres en las vacas, cojera y fiebre, entre otras señales.

 

› ¿Por qué vías se transmite?

     Saliva, orina, moco intestinal y nasal, semen. El contagio es rápido y afecta también a equipos e instalaciones, así como a los humanos en contacto.

 

› ¿Hay tratamientos?

     Fundamentalmente no, restringiéndose el tratamiento sólo a las curas de las heridas para facilitar una más rápida recuperación.

 

› ¿Cómo se puede prevenir?

     Precaución en el manejo de animales, uso de desinfectantes, limitaciones de tráfico en zonas afectadas y vacunación. Esta epidemia cogió desprevenida a Europa porque se creía que ya estaba erradicada del continente.

 

› ¿Cuál es la vía más fiable de diagnóstico?

     Exámenes de laboratorio, pudiendo confundirse esta enfermedad con casos de estomatitis vesicular.

 

› Cuál es el índice de mortalidad?

     El 5%,  siendo mayor en los animales jóvenes.

 

› ¿Se puede relacionar con la alimentación?

     No, puesto que, a diferencia de las "vacas locas", es de origen infeccioso y se origina por contagio exterior.

 

› ¿Puede contagiarse al hombre?

     Aunque no es peligrosa para el hombre, se han descrito algunos casos de afecciones cutáneas provocadas por el contacto con ganado enfermo. Además, en el hombre hay una variante propia de la fiebre aftosa que se manifiesta por una leve dolencia en la boca, ampollas y llagas.