TUBERCULOSIS RESISTENTE A LA MEDICACIÓN EN SURÁFRICA

El País, 17 de abril de 2008

 

     En el hospital Jose Pearson de Port Elizabeth las condiciones de los enfermos de esta nueva variante de tuberculosis conocida como XDR-TB, están encerrados contra su voluntad como en una cárcel, con policías vigilando que no se escapen. Esta situación se da también en otros centros hospitalarios de dos o tres provincias con más casos de esta variante tan peligrosa, en la que la resistencia a la medicación de esta variante de la tuberculosis es cada vez mayor. Se trata de una amenaza mundial presente ya en 45 países, como si de un arma biológica se tratara. El estado de Suráfrica trata el problema con el aislmiento forzoso de los pacientes para proteger a la sociedad y evitar el contagio a la mayoría de la población. Otros especialistas consideran que los propios hospitales llenos de enfermos y mal ventilados son un foco en sí mismos de esta enfermedad. Además, encerrar a los enfermos hasta la muerte, puede llevar a enfermos no diagnosticados a no descubrirse por lo que se daría una epidemia soterrada. El doctor Tony Moll, director del centro médico Church of Scotland Hospital de Tugela Ferry opina que es mejor saber dónde están los enfermos y tratarlos en lugares donde estén a gusto y de donde no intenten escapar.

    

 

Enfermera haciendo una ronda en el hospital de Jose Pearson en el que están recluídos pacientes con tuberculosis resitente a la medicación. /Fotografías de Mariella Furrer en The New York Times.