UN ENFERMO CURA DE SIDA CON EL TRASPLANTE DE MÉDULA PARA CURAR LA LEUCEMIA

 

        Una clínica (La Caridad) de Berlín ha conseguido curar el sida a un enfermo de leucemia al que de forma intencionada trasplantaron la médula de un donante inmune al virus VIG. El proceso fue dirigido por el hematólogo Gero Hütter. Así, con este tratamiento arriesgado se ha conseguido curar la leucemia, que era uno de los objetivos, y al mismo tiempo se ha conseguido eliminar lel virus del SIDA del cuerpo del enfermo, puesto que casi dos años después no presenta anticuerpos del virus del SIDA ni en sangre ni en órganos vitales, algo hasta ahora no visto en la medicina.

        En el experimento se ha puesto en práctica las ideas que surgieron al estudiar el hecho conocido de que existen individuos inmunes al VIH, en concreto entre un uno y un tres por ciento entre los europeos. Ello se debe a una mutación génica natural llamada “delta 32 CCR5”, la cual heredada de ambos progenitores (siendo una mutación recesiva), produce dicha inmunidad frente a la mayoría de las cepas o variantes de ese virus.

          El doctor Gero Hütter, aún reconociendo el éxito en este caso individual, ha dicho que es pronto  para decir que existe una cura del SIDA, aunque ésta podría ser una línea tendente a la obtención de una posible cura definita de esta grave enfermedad.

         El éxito ha sido publicado por numerosas revistas, pero sin embargo , la cautela debe imponerse, tal y como ha reconocido el jefe de la clínica de infecciología del hospital berlinés, Thomas Schneider, para quien, además de haber tenido suerte al poder encontrar a una persona inmune al SIDA entre los 80 donantes de médula posibles en este caso, aún es pronto para estar seguros que incluso en el enfermo curado de ambas enfermedades, no aparezca de nuevo el SIDA un tiempo más tarde. Convencionalmente, se considera a un enfermo curado de leucemia cuando no presenta células cancerosas después de cinco años del trasplante.