LOS GRELOS CONTRA EL CÁNCER, ANTIBIÓTICOS DEL MEJILLÓN Y CONSEJOS PARA UNA ALIMENTACIÓN SANA

                                                    

ANTIBIÓTICOS DE BATEA

El País, 5 de noviembre de 2008

 

     En Galicia hay hoy día más de 3.000 bateas en las que se producen más de 300.000 toneladas de mejillones al año. Esta especie, además de ser muy nutritiva y una fuente muy rica en proteínas tiene la característica de ser extremadamente resistente a las enfermedades, cualidad que ha sido objeto de un estudio por parte de científicos del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (IIM), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Como precedentes de aportaciones del mar a la biotecnología tenemos abundantes ejemplos, entre los que podemos citar:

• La trabectedina, conocida comercialmente como Yondelis, y obtenida de ascidias marinas, que se utiliza contra sarcomas de tejidos blandos.

• La producción por los cangrejos herradura de un péptido que inhibe la replicación del virus de la inmunodeficiencia humana

• La escualamina de los tiburones, con propiedades antibióticas y antifúngicas.

• Las células urticantes de medusas y anémonas que se utilizan el suministro de medicamentos de forma poco dolorosa.

     El investigador principal de este trabajo en mejillones, Antonio Figueras, explica que los mejillones no son capaces de desarrollar una inmunidad adquirida, pero en cambio tienen un potente sistema inmune innato, y ahí radica su interés, para la prevención y tratamiento de diversas enfermedades. Este trabajo está integrado en el proyecto europeo Imaquanim, que persigue la mejora de la resistencia a enfermedades de las especies más importantes en acuicultura en Europa: salmón, trucha, lubina, mejillón y ostra. Si se tiene éxito, se pretende extender sus aplicaciones a tres especies acuículas muy importantes en España, como son el rodaballo, la dorada y la lubina.

 

LOS GRELOS CONTRA EL CÁNCER

El Correo Gallego, 26 de noviembre de 2008

 

     Los glucosinolatos presentes en los grelos, a los que les dan el sabor amargo, parece ahora que tienen un efecto de protección contra el cáncer.  Este efecto se suma a su aporte en calcio y a los efectos beneficiosos a las personas afectadas por osteoporosis. El estudio sobre los glucosinolatos ha sido realizado por investigadores de la Misión Biológica de Galicia, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con el que se ha intentado probar sus propiedades anticancerígenas y antioxidantes. El investigador principal de este trabajo, Pablo Velasco, ha probado una correlación entre el consumo de plantas del género Brassica, entre las que se encuentran los grelos, con una menor incidencia de diferentes tipos de cáncer. También han comunicado que parte de los elementos con este efecto beneficioso se pierden con la cocción. Así, sólo un 40-50% de los glucosinolatos permanecen en los grelos después de la cocción, pasando un 30% al agua de cocción y perdiéndose el otro 20%.

 

 

MANTENER LA SALUD ES UN DEBER

El Semanal, 15 de febrero de 2009

 

     El título es una frase de Herbert Spencer, y tiene mucho que ver con una alimentación sana. Hoy día los científicos tienen claro que los alimentos influyen directamente en nuestra salud, pudiendo tanto curar enfermedades como provocarlas. Así, ya se habla de una nueva ciencia, la nutracéutica. A continuación vamos a ir citando algunas de las reglas más generales de esta ciencia.

• La Organización Mundial de la Salud ha dicho la siguiente fórmula: “tomar todos los días cinco porciones de fruta y verdura.

• Los antioxidantes de hortalizas y verduras pueden actuar como prevención antes enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o párkinson.

• Para el corazón y el cerebro, los alimentos más saludables son los que contienen sustancias antiinflamatorias, antioxidantes y protectoras de vascularización y metabolismo, tal y como se puede ver en el gráfico de abajo, extraído del número del Semanal.

• El cerebro requiere de una dieta equilibrada y que no contenga muchos alimentos que eleven el colesterol y triglicéridos, como las grasas, las dietas rápidas ricas en hidratos de carbono y con las vitaminas necesarias, especialmente las B12, B1, E…

• Deben evitarse las dietas ricas en grasas “trans”, es decir, las obtenidas a partir de aceites vegetales a los que se les somete a un proceso de hidrogenación, siendo más baratas que otro tipo de grasas y dando esponjosidad a los pasteles y a los alimentos a los que se incorporan. Al no ser obligatorio su etiquetado, entran de “forma oculta” en muchos productos de supermercado como bollería, pasteles, snacks, patatas chip…

• Greenpeace ha identificado cerca de 170 pesticidas en la Unión Europea, sospechosos de producir graves riesgos para la salud y el medio ambiente. Debido a este problema, la fruta debe lavarse y pelarse antes de ser consumida, y para las verduras y coles, retirar siempre las hojas exteriores.

• En algunas partes del mundo los pescados grasos como el atún pueden contener cantiades tóxicas de metales. También en ciertas regiones se pueden encontrar en los peces compuestos prohibidos hace tiempo como los bifenilos pliclorados, al ser sustancias muy persistentes en el medio.

• Deben evitarase en la medida de lo posible los aditivos, como por ejemplo, los nitritos usados como conservates en charcutería, algunso colorantes acusados de provocar hiperactividad en los niños e incluso de producir mutaciones en el ADN. Otros como el benceno, usado para prevenir el enranciamiento de las grasas, puede provocar cáncer.

• Unas pocas reglas para un menú perfecto:

     w Legumbres: las lentejas son ricas en proteínas; también son muy interesantes los garbanzos, las alubias… Podrían cocinarse con arroz, trigo, etc.

     w Pescado: en general es rico en omega 3, especialmente el salmón, la caballa, el boquerón, atún blanco, la sardina incluso en conserva)…, aunque es recomendable evitar el consumo de los grandes depredadores como el pez espada, debido a que acumulan durante su vida el metil-mercurio de sus presas.

     w Verduras: entre las que se pueden destacar: las coles como la col de Bruselas, el brócli, la col blanca….;  el grupo de las de color naranja-rojo, como la zanahoria, el tomate, la remolacha, todas ricas en betacaroteno; las verdes, como espinacas, la acedera, el aguacate, ricos todas en ácido fólico B9.

     w Hierbas aromáticas y especias, la mayoría de las cuales tienen propiedades anticancerígenas: ajos, cebollas, escalonia, cebollino, puerros, tomillo, orégano, albahaca, romero, verdolaga,…

     w Consumir aceite de oliva, en vez de los hidrogenados o de otros con alto contenido en ácidos grasos saturados, como el aceite de palma.

     w Los cereales, pan y féculas. Los cereales y pan deben consumirse preferentemente en su versión integral.

     w Frutas y postres: frutas rojas como fresas, frambuesas o arándanos; cítricos, por su aporte en vitamina C; frutos secos, por su aporte en magnesio y omega 3; miel y sirope de ágave en vez de azúcar; chocolate negro, de forma moderada, por su propiedad antioxidante y contenido en magnesio.

     w Bebidas: son recomendables el té verde, agua, vino tinto en cantidad moderada.