LA REBELIÓN DE LAS BACTERIAS

El País, 26 de noviembre de 2008

 

Actualmente está volviendo a haber muertes por microorganismos que parecían que estaban controlados desde hace años, especialmente bacterias que se han vuelto resistente a los antibióticos. Así, la guerra contra las infeccions, que llevó a duplicar la esperanza de vida durante el siglo XX, está ahora en plena actualidad. De hecho, es en los propios hospitales donde están apareciendo estos brotes de resistencia, para luego salir incluso al resto de la sociedad con lo que el peligro de epidemias mortales cada vez está más cercano. Hoy día, hay varias especies bacterianas que muestran resistencia a varios antibióticos, e incluso a todos los conocidos, como es el caso de la Pseudomona aeruginosa, bacteria que si infecta a pacientes con enfermedades del aparato respiratorio como la fibrosis quística o bronquitis crónica, no tiene una quimioterapia aceptable. De todas formas, el ejemplo más citado de este problema es Staphilococcus aureus que, después de hacerse resistente a la penicilina, hoy día presenta cepas  que también lo son al antibiótico sucesor de la penicilina, la metilicina, quedando sólo como posible defensa dos fármacos que no ofrecen garantías; este microorganismo es el causante de las tan temidas infecciones hospitalarias, también llamado MRSA (que en inglés significa: Staphiloccous aureus resistente a la meticilina).

 

Las causas del crecimiento de los casos de resistencia son basicamente dos:

 

     + Las bacterias mutan y evolucionan constantemente. Esta capacidad se transmite de unos organismos a otros.

     + El mal uso de los antibióticos favorece la adaptación y la creación de nuevos mecanismos de defensa en las bacterias.

 

La forma de mejorar esta situación parece que es mejorar el uso de los antibióticos y aprender más sobre los mecanismos de evolución de las resistencias adquiridas por las bacterias.

 

     En el gráfico de abajo, se ven tanto la evolución de la resistencia a los antimicrobianos como los agentes patógenos ás frecuentes asociados a las infecciones hospitalarias y la distribución de las infecciones según el tipo.