EL GEMELO FANTASMA, TRASPLANTES DE CARA EN ANDALUCÍA, E INVESTIGACIÓN DE POSIBLE ORIGEN INFECCIOSO DEL ALZHÉIMER

 

LA DESTRUCCIÓN DE UN EMBRIÓN ES UN RIESGO PARA EL SUPERVIVIENTE

El País, 19 de mayo  de 2009

      Muchos embriones se degradan en el útero desapareciendo y dejando a otro embrión superviviente en solitario. En realidad, parece ser que este fenómeno se conoce ya desde hace décadas, dándose la probabilidad de que uno de cada ser humano nacido compartió el útero materno con un posible hermano que nunca llegó a nacer. En un estudio realizado en más de 210.000 embarazos, publicado en la revista Human Reproduction, se muestra que el hecho de haber tenido en el útero la presencia de un hermano que no llegó a fructificar supone muchas veces un riesgo cuatro veces mayor de padecer algún tipo de anomalía congénita que en el caso de un hijo único desde el inicio del embarazo.

     Generalmente, las malformaciones se producen con mayor frecuencia entre gemelos idénticos, llamados también homocigóticos (procedentes de un único zigoto), mientras que en los embarazos con gemelos no idénticos (mellizos, es decir, dicigóticos o multicigóticos, procedentes de la fertilización de más de un óvulo al mismo tiempo). Esto es lógico, si pensamos que en el caso de los gemelos idénticos los gemelos comparten placenta, y la sangre de uno de ellos puede combinarse con la del otro. Esta circunstancia es especialmente sensible para el desarrollo normal del corazón, órgano que se desarrolla muy rápidament en las ocho primeras semanas, precisando para un buen funcionamiento en ese tiempo de la transfusión de sangre entre los dos hermanos. Estos estudios necesitan todavía una confirmación, según dice Peter Pharoah, de la Universidad de Liverpool, autor de esta investigación.

 

TRANSPLANTE DE CARA EN ANDALUCÍA

El País, 19 de mayo  de 2009

      A día de hoy sólo hay documentados cinco casos de trasplante de cara en todo el mundo. Pues bien, la Consejería de Salud del Gobierno Autónomo de Andalucía ha solicitado al Comité Nacional de Trasplantes la inclusión en el sistema sanitario público la realización de esta operación como una prestación más. Hay como mínimo tres pacientes andaluces a la espera de la confirmación. Si se llega a realizar sería la primera vez que se trasplantase toda la cara de un individuo en España. En Andalucía se han realizado ya miles de trasplantes de diferentes órganos (corazón, riñón, pulmón, páncreas, hígado, de médula ósea, de tejido simple como piel, córnea, hueso…), pero esta técnica solicitada ahora supone una novedad, porque implica el trasplante de tejido compuesto combinado de varios tejidos como piel, músculo, hueso, vasos y nervios.

     Los tres precedentes de los que hablamos antes son el caso de Isabele Dinoire, al que el médico francés Jean-Michel Dubernard le trasplantó parcialmente la cara después de sufrir el ataque de un perro; y dos casos más, uno en China y otro en EEUU.

 

POSIBLE CAUSA INFECCIOSA PARA LA ENFERMEDAD NERVIOSA DE ALZHÉIMER

El País, 8 de junio  de 2009

     El síndrome neurodegenerativo del cerebro conocido como Alzhéimer es padecido en España por unas 800.000 personas. Ahora unos investigadores de las Universidades de Basilea (Suiza) y Tübingen (Alemania) han comprobado una relación entre esta enfermedad y la otra enfermedad nuerodegenerativa conocia como nueva variante de Creutzfeldt-Jakob (versión en humanos del mal de las “vacas locas”).

     Hace años que se sabe por técnicas de neuroimagen, como por ejemplo, la tomografía de emisión de positrones, que el Alzhéimer  se manifiesta por la presencia en el cerebro de dos tipos de proteínas, las beta-amiloides (que forman placas) y otras llamadas tau (que forman ovillos). Son precisamente las proteínas de tipo tau las que no se degradan por los sistemas de limpieza del propio cerebro y se acumulan hasta lesionar las conexiones cerebrales.

     La investigación que estas dos universidades han realizado se basa en infectar artificialmente con proteínas tau de la enfermedad equivalente al Alzhéimer humano en el cerebro de ratones sanos, resultando que estos finalmente enferman del mal, al cambiar las proteínas de los ratones sanos. Esta forma de infección sería semejante a la que ocurre con los priones de la enfermedad de las “vacas locas”. Evidentemente, en humanos el Alzhéimer no sería contagioso porque para ello sería necesario que uno ingiriera el cerebro de otro, pero este estudio supone un paso enorme en el avance del concomiento de la enfermedad.

Tomografía de un cerebro con Alzhéimer. /ZEPHYR