LA COCAÍNA PUEDE ALTERAR MÁS DE 400 GENES

Daños genéticos causados por la cocaína.

 

            En la universidad de Emory de EEUU han identificados más de 400 genes que pueden ser afectados por un consumo prolongado en el tiempo de cocaína. La técnica de investigación utilizada consistió en comparar muestras de tejido cerebral de 10 personas que habían consumido grandes dosis de cocaína con el de otras personas no consumidoras. De 9000 genes investigados por individuo, 400 resultaron afectados, constituyéndose así como marcadores para la adicción a esta droga. Según Scott Hemby, director del equipo que llevó a cabo este estudio, esto constituye una técnica que servirá para analizar todo tipo de adicciones. En el futuro se espera encontrar más genes marcadores de la drogadicción y construír “chips” genéticos que ayuden en la lucha contra este problema, y todo ello sin necesidad de realizar experimentos en animales como lo hacen los métodos convencionales. El conocimiento de los genes afectados así como los que permanecen sin alterar podrá facilitar el desarrollo de fármacos que actúen sobre las rutas bioquímicas relacionadas con el deseo de consumo de cocaína, en este caso, o de otras drogas en estudios similares. Finalmente hay que señalar la importancia del hecho de que por el momento aún no existe un sustituto de la cocaína que pueda paliar los efectos dañinos de esta droga en los que padecen su drogadicción.

 

Fuente: El País, 19 de diciembre de 2000