UN METEORITO CONFIRMA QUE EN mARTE HUBO VIDA HACE MILLONES DE AÑOS

 

Se trata del controvertido meteorito ALH84001 en el que la NASA ya en 1996 había creído descubrir fósiles microscópicos. Los biólogos Joseph Kirschiving y Simon Clement que trabajan para esta institución afirman que en esta roca hay los mismos fósiles de carácter magnético que en la Tierra sólo son producidos por un tipo de bacteria muy primitiva que los fabrica en el proceso de busca de alimento y energía en un hábitat acuoso. La posibilidad de que en realidad estos fósiles fuesen una consecuencia de la contaminación del meteorito por vida terrestre cuando aterrizó en la Antártida hace 13000 años parece contradecirse con el hecho de que presenta unos cristales magnéticos de este tipo en estado muy puro, no observado hasta ahora en la Tierra, sugiriendo esto además que esta bacteria es mucho más evolucionada que sus semejantes terrestres y por tanto más antigua.

En España este  estudio se ha confirmado por los investigadores del CSIC Jacek Wierzchos y Carmen Escasos; observaron que además de restos de diferentes organismos típicos de lugares muy fríos y húmedos como la Antártida, una especie de cristales de magnetita, óxido de hierro típico de ambientes sedimentarios, pero formando unas peculiares estructuras en forma de collares de perlas, semejantes a las de las magnetobacterias.

Por otro lado, este hallazgo está en consonancia con el descubrimiento de posibles manantiales de agua tal como se ha observado por Juan Cuesta en el Instituto de Astrofísica de Canarias.

 

Fuente: La Voz de Galicia, 17 de diciembe de 2000.