INFLUENCIA DEL HOMBRE MODERNO EN LA EXTINCIÓN DE LOS MAMUTS

El País, 1 de abril de 2008.

 

          El cambio climático que empezó hace 30.000 supuso un calentamiento global de la Tierra con lo que el casquete polar del Hemisferio Norte empezó a retroceder, iniciándose así el retroceso de los mamuts, parientes de los elefantes actuales pero lanudos y con colmillos curvos. Desde hace 6.000 años las escasas zonas habitables para estos grandes paquidermos y la acción de caza por el hombre moderno (Homo sapiens) aceleraron su declive, que abocó en su extinción hace unos 3.700 años antes de la actualidad, fecha de la que datan los restos más modernos de mamut encontrados en la isla de Wrangel en la costa ártica de Siberia, donde posiblemente se refugiaron los últimos ejemplares de esta especie. En principio parece que existió una única especie de mamut euroasiático (Mammuthus primigenius) y dos en América del Norte.

          Además de los mamuts, en esa época se extinguieron otros grandes mamíferos como por ejemplo los tigures dientes de sable, el oso de las cavernas, rinocerontes lanudos, mastodontes, etc.

          Parece ser que el hombre moderno, con sus técnicas de caza más avanzadas, como flechas y lanzas y un comportamiento de acción en grupo, influyó decisivamente en la extinción de los mamuts, llegando a calculares que hace 6.000 años cada humana mataba un ejemplar de mamut cada tres años. Incluso se correlaciona la caza de mamuts sólo con la especie Homo sapiens mientras que no hay pruebas de que los neandertales cazaran estos animales.

 

Fuente: estudio “Climate change, humnas, and the extinctionof the mmamoth”. /EL PAÍS