OSOS CANTÁBRICOS

El Mundo, especial Natura, 9 de junio de 2007

 

          La Fundación Biodiversidad y la Fundación Oso Pardo acuerdan proteger el hábitat de esta especie en la Cordillera Cantábrica. Se trata de garantizar su permanencia en esta cordillera al mamífero terrestre con mayor riesgo de extinción en Espańa junto con el lince.  Entre los objetivos del proyecto está el estudio de la posibilidad de unir las dos poblaciones reconocidas y hoy separadas en esta Cordillera. Se trata de dos poblaciones genéticamente incomunicadas en la actualidad: una de 3 0 osos se sitúa en Riańos (León) y en los montes limítrofes de Cantabria; la segunda de 100 ejemplares vive en la zona suroccidental de Asturias, en el curso alto del río Sil (ya en la provincia de León) y Ancares.

 

Foto: Hábitat osero en la Cordillera Cantábrica con grandes masas de bosques caducifolios.