PLANTAS ENDÉMICAS DE ALTA MONTAÑA

El Mundo, especial Natura nº 21, 12 de enero de 2007

 

          En las cimas más altas de las montañas de la península Ibérica sobreviven especies de plantas adaptadas a vivir en altitudes cercanas o superiores a los 2.000 metros, capaces de soportar el fuerte frío en la temporada de invierno.  Como un ejemplo de este tipo de plantas, normalmente con flores muy llamativas, tenemos las siguientes.

 

 

Erigeron frigidus  (zamárraga)

en el sendero que sube al pico Mulhacén de Sierra Nevada

 

Sideritis glacialis  (zahareña)

en el sendero que sube al pico Mulhacén de Sierra Nevada

 

Plantago nivalis  (estrella de las nieves)

en el sendero que sube al pico Mulhacén de Sierra Nevada

 

Heliantemum urrielense  (heliantemo)

en las cercanías del collado del Frade y del canal del Perro, en Picos de Europa

 

Saxifraga canaliculata  (saxifraga)

en las cercanías del collado del Frade y del canal del Perro, en Picos de Europa

 

Antirrhinum grossi  (dragoncillo de Gredos)

En la Sierra de Gredos