EL RETROCESO DE LOS HOMINIDAE, LOS SIMIOS MÁS CERCANOS A LA ESPECIE HUMANA

Muy Interesante, nº 319 (diciembre, 2007)

 

          El virus del ébola, el comercio de carne y la deforestación son las causas de su mortandad. Éste es el argumento de un interesante artículo aparecido en el número de la revista de divulgación citada arriba, en el que además aparece este estupendo gráfico de Carlos Aguilera sobre los datos del retroceso ocurrido durante el siglo XX en las poblaciones de las cuatro especies de grandes simios, que forman con la especie humana la familia Hominidae. Muchos científicos, como por ejemplo Alex Rübel, director del zoológico de Zurich, abogan para que se cumplan las leyes que prohíben la caza furtiva de estos grandes simios y para que la UNESCO declare Patrimonio de la Humanidad sus hábitats, a modo semejante de lo que sucedió en el 2006 con el del panda gigante. Los primatólogos confían aún en detener la extinción de estas importantes especies, aunque tengan que quedar confinados a zonas protegidas y no puedan mantener una auténtica vida salvaje como en el pasado. El movimiento conservacionista tiene por delante la tarea de convencer a la opinión pública sobre el daño que supondría la extinción de estos animales, tan cercanos evolutivamente  a nosotros.