NUEVA FAUNA DESCUBIERTA EN LOS POLOS

El País, 16 de febrero de 2009                                     

 

         Los océanos de los dos polos, el Ártico y el Antártico, muestran bastantes especies comunes (253) de animales marinos de aguas frías, a pesar de estar muy alejados entre sí (11.000 Km). Estas especies de animales en común son muy variadas, desde invertebrados a los grandes cetáceos como las ballenas, representando sólo una pequeña parte de las 7.500 que se conocen en el Antártico y las 5.500 del Ártico, de las 230.000 que se estima que existen entre las dos áreas. El problema actual es que algunas de las especies de las áreas templadas están emigrando hacia el norte y el sur debido a unas emigraciones causadas por el calentamiento excesivo de su hábitat natural hasta ahora. Un ejemplo a otra escala de este fenómeno es el estudiado en la propia península Ibérica por el documental de telecinco “El último invierno” (http://images.google.es/images?hl=es&rlz=1W1GGLL_es&um=1&sa=1&q=el+ultimo+invierno%2Btelecinco&aq=f&oq= ). Este fenómeno es una prueba más del calentamiento global que ya está fuertemente sugerido por los desprendimientos de grandes trozos de los glaciares que cubren la Antártida o de la banquisa que cubre el océnao Ártico, siendo el caso más representativo el desprendimiento de la plataforma de hielo Larsen en la Antártida en el 2007. El científico mexicano Isla, que trabaja en el CSIC en Barcelona, explica que precisamente en la zona de dicha plataforma y en donde antes se consideraba que no había apenas seres vivos ahora hay abundancia de especies típicas del bentos, como holoturias y asirias, así como esponjas.

 

De izquierda a derecha y de arriba abajo: el microscópico crustáceo Mimonectes sphaericus y los pequeños caracoles  Limacina helicina (con concha) y Clione limacina (sin concha), los tres presentes en el océano Ártico y en el Antártico. Platybrachium antarcticum, o ángel de mar, está presente sólo en el Antártico. / RUSS HOPCROFT (COML).