ETIQUETA DE GESTIÓN FORESTAL SOSTENIBLE

Etiqueta de gestión forestal sostenible de las masas forestales.

Fuente: OCU-Compra Maestra 245, (enero-2001).

 

            En la actualidad graves problemas afectan a la supervivencia de los bosques a escala mundial, pudiendo citar entre otras causas las siguientes: incendios, talas indiscriminadas, lluvia ácida, sequía… Esta situación afecta también y como consecuencia a las especies que los habitan, alterándose los ecosistemas, desapareciendo las especies, degradándose los suelos y avanzando el desierto.

            Una de la más importantes iniciativas que han surgido en el mundo sobre una gestión de los boques que permita compaginar su consumo con su conservación para las generaciones futuras es la propuesta lanzada por la organización no gubernamental Forest Stewardship Council, consistente en la creación del sello FSC en el etiquetado de los productos que cumplen unas normas que se rigen por los principios de una gestión sostenible de los recursos naturales y del medio ambiente.

El Forest Stewardship Council fue fundada en 1993 para apoyar el manejo ambientalmente apropiado, socialmente benéfico y económicamente viable de los bosques del mundo. Es una asociación formada por Miembros representantes de grupos sociales   y ambientales, de comerciantes de la madera y forestales, organizaciones de pueblos indígenas, grupos comunitarios de forestales y organizaciones certificadoras de productos forestales de todo el mundo. El FSC desarrolla sus actividades en sus oficinas principales  de la ciudad de Oaxaca, México,dirigido por un director ejecutivo y ocho funcionarios de tiempo completo. Está controlado por un Directorio electo integrado por personas de la industria, grupos de conservación, representantes de pueblos indígenas y otros. Para más información sobre esta organización, se puede visitar su página web "www.fscoax.org". Al consumidor este sello le asegura que la madera en cuestión procede de bosques sometidos a una explotación sostenible y en la que se han respetado los tres principios siguientes:

- respetuosa con el medio ambiente,

- beneficiosa para la población involucrada y

- viable desde el punto de vista económico.

            Mientras que en otros países esta inciativa tiene ya una presencia significativa, en España todavía está en sus primeras fases de desarrollo reduciéndose su oferta a escasos productos como lápices y sobres.

            En colaboración con WWF/Adena, promotora en España del sello FSC, la organización de consumidores más importante de España, la OCU, publica en el número 245 de su revista OCU-Compra Maestra una encuesta sobre el conocimiento que los consumidores españoles tienen sobre estos temas. La encuesta se realizóen 5 ciudades españolas (Barcelona, Lejona, Madrid, Sevilla y Valencia). De dicha encuesta se extraen algunos resultados relevantes tales como:

• El 80% de los entrevistados dijeron estar muy preocupados o bastante preocupados por la conservación de los bosques.

• El 80% afirmaron que separaban el papel del resto de la basura, y casi el 70% declararon utilizar papel reciclado.

• Sólo el 8% de los encuestados habían oído hablar de la etiqueta de gestión forestal sostenible FSC), a pesar de lo cual el 96& se mostró favorable a dicha propuesta. Además, el 80% afirmó que, entre dos productos de madera de calidades similares, optaría por el producto que llevara el certificado FSC aún a un coste ligeramente mayor.

            Un análisis de esta encuesta revela que el consumidor encuestado está sensibilizado con la situación delicada de los bosques actuales y que apoya las iniciativas que garanticen su gestión sostenible. Sólo una única pega se observa en las respuestas: a pesar de que parecen estar dispuestos a pagar algo más al comprar productos certificados, exigen de la Administración garantías de que los productos que poseen este sello realmente cumplen las normas que les hacen acreedores a tal categoría.