EL FUEL DEL PRESTIGE CAUSA SECUELAS EN LOS MARINEROS QUE LO LIMPIARON

El País, 30 de mayo de 2007; El País

 31 de mayo de 2007

 

 

     Un estudio con 6.869 pescadores de 44 cofradías ha detectado problemas respiratorio después de dos años de la conocida catástrofe del Prestige (noviembre de 2002). Los autores de este trabajo, que piensan publicar en breve tiempo en la revista American JournalRespiratory and Critical Care Medicine, afirman que los trastornos respiratorios han persistido después de un tiempo relativamente largo tras la exposición.

         

 

     En el estudio se hace hincapié incluso en que los síntomas son más intensos en los pescadores que estuvieron más cerca del fuel durante más horas seguidas, en especial aquellos marineros que, además de retirar el hidrocarburo del mar, de las playas y de las rocas, realizaron la descontaminación de los barcos. Otra cuestión estudiada es que, a pesar de que las mascarillas proporcionadas por la administración fueron claramente insuficientes, los  marineros que las utilizaron sufrieron con menos intensidad los trastornos que los que no las utilizaron o lo hicieron sólo a veces. Los investigadores piensan que con el tiempo estos síntomas en las vías respiratorias podrían desaparecer, pero no lo saben con certeza.

     Estas investigaciones han sido impulsadas por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, participando investigadores del Hospital Juan Canalejo de A Coruña, del Hospital 12 de Octubre de Madrid, del Clinic de Barcelona, de la Universidad Autónoma de Barcerlona y del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental de Barcelona.

     Para finales del presente año se piensa que se tendrán resultados de la segunda fase del proyecto, en la que se investiga si el fuel produjo alteraciones permanentes en el ADN de los marineros que limpiaron la costa. En principio, cualquier irritante, como por ejemplo el fuel, puede causar, al igual que un antibiótico, alteraciones genéticas. Al tratarse de un estudio sin precedentes en este tipo de tragedias, se han tomado especiales precauciones de seriedad en las investigaciones, como por ejemplo es el caso de no tener en cuenta el caso de los marineros fumadores, para descartar influencias debidas a otros factores en una posible relación del fuel con una mayor incidencia de cáncer entre los encuestados. De momento, parece que no se ha detectado una mayor incidencia de cáncer ni de otra enfermedad genética en los trabajodres que limpiaron el fuel con respecto a la población de la zona.

 

Limpieza de playa en los días posteriores al vertido de fuel por el Prestige.