PROBLEMAS CREADOS POR LAS GRANDES PRESAS HIDROELÉCTRICAS EN CHINA

El País, 29 de noviembre de 2007

 

         Después de la finalización en el año 2006 de la gran presa de "Las tres gargantas" en el curso del río Yangtsé, esta gran obra se ha convertido en la central hidroeléctrica mayor del mundo siendo al mismo tiempo el mayor proyecto generador de electricidad procedente de energías renovables construído por la humanidad. En el lado negativo de los récords está el de los 1,13 millones de desplazadas, ocupando el puesto número 10 en esta penosa categoría. El dilema está servido: China necesita urgentemente energía para proseguir con su vertiginoso desarrollo, y debe evitar el gran consumo de carbón para disminuír la contaminación y no contribuír enormemente al cambio climático global. En esta tesitura, la opción que ha adoptado el gobierno chino es la de seguir construyendo grandes presas (megabases) en las cuencas alta y media del río Yangtsé, con la idea de triplicar para el 2020 su capacidad de producción de energía hidroeléctica llegando hasta los 300 gigavatios.

     En el gráfico de abajo pueden observarse:

• Las grandes presas que han desplazado a más de 175.000 personas, construídas ya hace 30-50 años.

• La localización de la presa de "Las tres gargantas".

• La situación de las 12 megabases proyectadas en el río Yangtsé, que podrían desplazar a más de 300.000 personas.

• El proyecto 13 presas en el río Nu, abortado gracias a las protestas ecologistas, salvándose así un territorio que es Patrimonio Mundial de la UNESCO y uno de los últimos ríos que conservan su curso enteramente natural en Asia.

     Además de los desplazadas, que es lógicamente el principal impacto, estas grandes presas conllevan lo que se ha venido a llamar "peligros ocultos", como serían la posibilidad de que puedan provocar deslizamientos o terremotos catastróficos al variar el equilibrio de presiones tanto en la ladera del propio río así como por el efecto de presión ejercida por la inmensa cantidad de agua acumulada o la gran cantidad de sedimentos que hacen ascender el fondo de estos embalses en su vaso de recepción; otros peligros son los causados por las extensas deforestaciones llevadas a cabo que aumentaron rápidamente la erosión del terreno en las zonas altas, facilitando la creación de corredores de limos que facilitan grandemente las riadas bruscas y de efectos temibles para las poblaciones cercanas y para todo el medio ambiente de la región.

 

Grandes presas realizadas y en proyecto en China./ El País