GUERRA EN EL MUNDO CONTRA LAS BOSAS DE PLASTICO

El Mundo, especial Natura, 9 de febrero de 2008

 

         Cada día se producen en todo el mundo más de 500.000 millones de bosas de plástico, para ser usadas preferentemente en labores de recogida de residuos y en el comercio. Sólo un 10% de las bosas termina se tiran al contenedor amarillo después de su uso, lo que dificulta su reciclaje. Según la asociación ecologista "Ecologista en Acción", lo más frecuente es que lamyor parte de las bolsas de plástico terminen siendo incineradas, con el consiguiente daño en el medio ambiente: su composición a base de polietileno, un derivado no renovable del petróleo, produce vertidos tóxicos y elevadas emisiones de CO2 a la atmósfera. Su reutilización se ha dificultado incluso más últimamente al reducir su peso en un 75%, lo que favorece su disperisón en la naturaleza donde pueden llegar a tardar 1.000 años en desaparecer. Las bosas serigrafiadas añaden un problema más al entorno, al llevar metales en las tintas de los gráficos. En los ríos y en el mar, además de durar 450 años, pueden terminar en el estómago de algún animal provocando su muerte. En los océanos el 90% de la basura es plástico.

          Visto el problema, se han barajado diferentes alternativas, como por ejemplo:

- Aplicar una ecotasa elevada para disuadir a los ciudadanos de su consumo.

- Utilizar bolsas de papel 100% reciclado y libre de cloro.

- Favorecer el empleo de bolsas reutilizables, reponiendo gratuitamente las que se vayan rompiendo. El material de estas bolsas podría ser biodegradable, de celulosa o almidón de patata.

- Prohibir totalmente las bolsas de plástico o de papel, usando bolsas de tela, un carrito o una cesta.

       La situación en los diferentes países es la siguiente:

 

China: Consume más de 3.000 millones de bolsas de plástico al día, lo que ha motivado una ley que prohibirá su reparto a partir del próximo 1 de junio, día después del cual habrá que pagar por ellas.

 

Estados Unidos: Existen algunas iniciativas ecológicas, como en San Francisco, desde 2006, donde están prohibidas las no biodegradables; en el estado de Rhode Island hay un programa de recogida y reciclaje para las bolsas de plástico de los supermercados.

 

Francia: En 2010 estarán prohibidas si no son biodegradables. En los últimos cuatro años, su consumo ha disminuído un 60%.

 

Alemania: No existe legislación sobre las bolsas, pero, si no se lleva una bolsa propia o un carrito al comercio, se pagan.

 

Gran Bretaña: En los 33 municipios del área urbana de Londres se ha prohibido su reparto gratuito hace unos meses, al igual que se hacía desde hace tiempo en Irlanda y en otras ciudades del Reino Unido, aunque el Gobierno de Londres aún no ha prohibido su reparto gratuito en el comercio.

 

Italia: Es un país que consume la cuarta parte de las bolsas de la Unión Europea, ocupando por tanto el primer lugar, ocupando el tercer puesto España, siendo esta última el primer país europeo en la producción de bolsas de plástico de un solo uso. En la actualidad se están usando unas bolsas biodegradables fabricadas a partir de maíz y aceite de girasol.