BASURA TECNOLÓGICA

National Geographic España, febrero 2008

 

         Este número de la revista contiene un interesante artículo sobre los problemas que está causando el acúmulo de grandes toneladas de residuos de los productos de la nueva era de la información, como ordenadores, televisiones, teléfonos, etc. Además de la pérdida que supone en materias primas, muchas de ellas valiosas como como oro y plata entre otros, el abandono sin control o el almacenamiento masivo sin ningúnt tipo de tratamiento puede suponer introducir en el medio ambiente diferentes elementos muy tóxicos como plomo, mercurio, arsénico, cadmio y berilio, entre otras substancias perjudiciales. A estas substancias nocivas hay que añadir las dioxinas producidas en la incineración de los cables de plástico de los componentes electrónicos. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el aprovechamiento de los metales y materias primas de estos desechos es mucho más eficaz y menos destructivo que el extraerlos directamente de la tierra. Un ejemplo es el oro que se encuentra en las placas bases de los ordenadores.

       Como un caso típico presentamos el siguiente gráfico de un monitor de ordenador, en el que pueden verse diferentes componentes tóxicos que lo componen:

 

               Los tubos de rayos catódicos, sean de televisores o de monitores CRT tienen hasta 4 Kg de plomo, mientras que los monitores y televisores cristal líquido (LCD) tienen menos plomo y materiales tóxicos salvo el mercurio que contienen en cantidad considerable en las lámparas que iluminan la pantalla.

       En EEUU practicamente en la actualidad la mitad de los consumidores guardan los paaratos electrónicos en desuso o los regalan; de los desechados, la mayoría van a un vertedero y una mínima parte se incinera, aunque un porcentaje creciente es reciclado, al igual que ocurre en Europa donde dicho reciclaje es obligatorio.

        Entre los elementos y compuestos que se pueden infiltrar en el suelo o dispersarse en el aire, a partir de la basura electrónica que se ha almacenado en un vertedero o incinerado de una manera inadecuada están:

£

£

£

£

 

£

 

£

 

£

£

Plomo Es neurotóxico y daña a los riñones y aparato reproductor, pudiendo también afectar al desarrollo mental infantil.

PVC Su incineración produce dioxinas altamente tóxicas.

Materiales ignífugos bromados Pueden causar afecciones tiroideas y perjudicar el desarrollo fetal.

Bario En exposiciones elevadas produce alteracoines gastrointestinales, debilidad muscular, problemas respiratorios y disfunciones en la tensión sanguínea.

Cromo Su inhalación (la forma hexavalente del cromo) puede dañar el hígado y los riñones, producir cáncer de pulmón y bronquitis asmática.

Mercurio Produce daños cerebrales y hepáticos así como problemas en el desarrollo fetal, pudiendo pasar a través de la leche materna.

Berilio El polvo de este elemento es cancerígeno afectando principalmente a los pulmones.

Cadmio Es cancerígeno en exposición prolongada, dañando riñones y huesos.

 

n BASURA EUROPEA

          Según datos de Eurostat, oficina estadística de la UE, en los 27 países se genera por habitante y año 518 Kg de residuos sólidos urbanos (RSU), es decir, casi 1,5 Kg por persona y día. Las cifras varían entre el máximo de Irlanda con 1,9 y Grecia y POortugal con 1,2. España está en una situación media en este aspecto, con 1,2 Kg por persona y año. Fuera de la UE destaca Noruega con un valor mayor de 2 Kg. En España también destaca negativamente que sólo se reciclan o recuperarn un 11,52% de los RSU generados, frente al 33% de la media europea.

      Para ejemplificar estos datos insertamos aquí dos gráficos:

§ El primero referente a la gestión de la basura municipal en la Unión Europea a 15 de enero del 2003.

§ El segundo muestra la composición de las basuras en España, destacando las fraciones de la materia orgánica, papel, plástico y vidrio por este orden; y los porcentajes de la recuperación y las diferentes formas de eliminación y recuperación de residuos en España.