A VUELTAS CON LOS RESIDUOS NUCLEARES EN ESPAÑA

- La Voz de Galicia, 16 de octubre de 2008

 

         Aunque asegura que fue un grave error de la historia el hecho de enterrar 140.000 toneladas de residuos nucleares en la fosa que hay al noroeste de la costa gallega, justo a unos 650 Km, un representante de la Consellería de Medio Ambiente ha afirmado que no se han observado anomalías en los controles rutinarios que se realizan regularmente a este depósito. Los bidones con residuos radiactivos empezaron a depositarse en esta fosa atlántica a principios de los años 80 para dejar de hacerlo en el año 1993 gracias a las protestas masivas de grupos ecologistas como Greenpeace. Los bidones se encuentran a más de 3.000 metros de profundidad por lo que nunca se ha hecho una inspección visual de su estado. Por este motivo, el partido político del BNG ha solicitado al Gobierno central de España que compruebe si hay corrosión en los bidones, además también de pedir que se se controlen los numerosos buques que navegan por el corredor marítimo enfrente de la costa gallega, como se puede ver en el gráfico, tomado del diario La Voz de Galicia.

 

Algunos enlaces relacionados con el tema:

• http://www.ionizantes.ciemat.es/noticias/detalle.php?numero=1832&seccion=Residuos%20radiactivos&recurso=noticias

• http://www.radiocable.com/234garona-ni-problema-energetico-ni-de-empleo-solo-de-empresas-sedientas-de-beneficio.html

• http://weblogs.madrimasd.org/ciencia_marina/archive/2007/08/02/71081.aspx

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/GALICIA/HOLANDA/Barcos/holandeses/verteran/miercoles/residuos/nucleares/frente/costa/gallega/elpepisoc/19820822elpepisoc_5/Tes/

 

- La Voz de Galicia, 6 de noviembre de 2008

 

          La OIEA (Organismo Internacional para la Energía Atómica) advierte a España de que debe acelerar una solución para la gestión de los residuos nucleares de alta intensidad, es decir, el combustible gastado y ya inservible, así como la construcción de una instalación centralizada de almacenamiento provisional (ATC). Este organismo, dependiente de la ONU, informa del retraso del gobierno español en la situación del almacén prevista para el año 2009. En las 10 centrales nucleares de España se generarán al final de su vida operativa unas 6.700 toneladas de residuos radiactivos, los cuales se depositan de forma provisional en piscinas en cada una de las centrales. El plazo informativo para la localización de un lugar adecuado para el emplazamiento definitivo ha terminado en el 2007, habiendo solicitado unos 100 municipios información sobre este proyecto. Después de su construcción se necesitarán aún 4 o 5 años para que esté operativo. El tiempo corre en contra puesto que en algún caso, como es en la central de Trillo, ya se ha saturado la piscina de almacenamiento lo que ha obligado a construír otra; además, en el año 2010 España tendrá que recoger los residuos que enviará Francia, como compensación por la recogida de los desechos nucleares después del incendio en 1989 en la central de Vandellós I en Tarragona.

     Sobre los residuos de media y baja intensidad, España sí ha seguido las recomendaciones y ha solucionado el problema que general gracias a la instalación construída en El Cabril (Córdoba), siempre que estos residuso no auementen en un futuro.