NUEVAS NORMAS PARA LOS PERTICIDAS EN LA UNIÓN EUROPEA

www.elpais.com,  2 de febrero de 2009

 

Los cultivos afectados serán principalmente los de la dieta mediterránea, como aceite de oliva, limones, naranjas,... La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Andalucía ha dado la voz de alarma afirmando que las pérdidas pueden llegar hasta un 80% en los cultivos de cítricos y olivos.

La nueva normativa retirará del mercado las sustancias que se consideren "muy peligrosas". Según un estudio previo de la Agencia Química Sueca, serán 22 los productos químicos que se prohíban, aunque desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) aseguran que el sector aún no sabe cuántas sustancias van a ser afectadas. "Hay cultivos para los que sólo vale un producto o dos y, sin la sustancia adecuada, los parásitos podrán mutar más fácilmente, se pueden hacer resistentes y nos pueden dejar sin producción", lamenta José Ramón Díaz, técnico de Asaja.

Dos años de negociaciones

El llamado paquete pesticidas comprende un reglamento sobre autorización de sustancias tóxicas y una directiva sobre su uso sostenible. La normativa ya está a la espera de su ratificación por el Consejo de Ministros de la UE, después de dos años de negociaciones durante las que se han ido suavizando las restricciones. Aun así, en el sector agrícola hay mucha incertidumbre. "Antes se establecían criterios para autorizar las sustancias, ahora se establecen criterios de exclusión. Se necesita un análisis más pormenorizado de cada sustancia", critica Javier Alejandre, técnico de UPA.

Las "sustancias químicas muy peligrosas" son, especialmente, las que se consideran cancerígenas, mutagénicas (que pueden producir alteraciones genéticas hereditarias) y los disruptores endocrinos (que pueden alterar el sistema hormonal y ocasionar daños en la salud). También se eliminan los pesticidas dañinos para las abejas de miel. El partido político PP critica la falta de un estudio riguroso que pueda demostrar si son dañinas o no, así como el impacto social y económico que dicha normativa tendrá en la producción agrícola con el consiguiente daño socio-económico a los agricultores.