LA SONDA DAWN Y EL TELESCOPIO HERSCHEL

El País, 26 de septiembre  de 2007.

 

     La sonda Dawn de la Nasa se dirigirá al planeta Ceres mañana, cumpliendo así el condicionante de hacerlo antes de noviembre, fecha clave para poder llegar hasta el asteroide Vesta en cuatro años, y desde éste ser reimpulsada hacia Ceres, asteroide que recientemente ha adquirido la categoría de planeta enano. La idea es aprovechar la próxima cercanía entre sí de estos dos cuerpos celestes, lo que facilitará la misión. Será propulsada por motores iónicos a base de xenón que proporcionan una aceleración pequeña pero constante, semejante a la sonda europea Smart que llegó a la órbita de la Luna.

     La intención es detectar los elementos químicos y minerales gracias a una cámara y dos espectrómetros que incluye en su equipamiento.

     Vesta es famoso por de él se han desperendido numerosos trozos que constituyen uno de cada 20 meteoritos que llegan a la Tierra. Por su parte, Ceres, de mayor tamaño, tiene forma redondeada gracias a lo cual se ha ganado la categoría de planeta enano.

La sonda Dawn (represntación artística)./WILLIAM K. HARTMANN/UCLA

 

•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

     El telescopio Herschel, con un diámetro de 3,5 metros es un proyecto de la Agencia Espacial Europea (ESA) que tiene previsto su lanzamiento, propulsado por el cohete Ariane 5, a finales de julio del 2008. Se trata de un telescopio de tipo infrarrojo, es decir, que observa la radiación infrarroja, importante por tanto para observar estrellas y galaxias muy frías por su lejanía o estrellas rodeadas por nubes de polvo y gas, que normalmente no son visibles por los telescopios ópticos. El inconveniente que tienen los telescopios para infrarrojo es que tienen que tener la instrumentación muy fría, cercana al cero absoluto (-273,15 ºC) para que su propia radiación no interfiera en las observaciones.

     Este telescopio, que será el mayor de la historia hasta que llegue el sustituto del conocido Hubble, el James Webb, de un espejo de 6,5 metros, se situará a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en el segundo punto de Lagrange, por tanto a una distancia mucho más lejana que la del Hubble que está en una órbita terrestre cercana.

 

Nota: Según Wikipedia “Los puntos de Lagrange, también denominados puntos L o puntos de libración, son las cinco posiciones en un sistema orbital donde un objeto pequeño sólo afectado por la gravedad puede estar teóricamente estacionario respecto a dos objetos más grandes, como es el caso de un satélite artificial con respecto a la Tierra y la Luna”.