DEEP IMPACT, SEGUNDO INTENTO

 

     Hace dos años, la nave Deep Impact (Impacto Profundo) abrió un agujero en el cometa Tempel 1 y, de ese modo, permitió a los investigadores dar una primera mirada dentro de un cometa. Pero había un pequeño problema: la nube que produjo la explosión fue tan espesa que nadie pudo ver el cráter. Pero ahora el polvo se ha disipado y otra nave espacial de la NASA está regresando al lugar para examinar el agujero que produjo Deep Impact.

 

     TODO EL REPORTAJE EN: http://ciencia.nasa.gov/headlines/y2007/26sep_next.htm?list708765