EL NIÑO Y LA PRESIÓN MARINA

El Niño y la presión marina.

 

En la web de la nasa puede verse estos días el efecto del fenómeno de El Niño en el Pacífico Oriental, período en el que la presión atmosférica en esa zona es mucho menor, lo que repercute en el nivel del mar que sube hasta 14 cm con respecto al valor medio medido en el mes de noviembre de 1997. En el caso contrario y que es la situación reconocida como normal en la zona, fenómeno llamado recientemente La Niña, las presiones son altas, provocando anticiclones y por tanto ausencia de lluvias en la costa cercana de Perú. Si esta segunda situación se hace extrema el nivel del mar puede descender hasta 18 cm menos de lo normal, tal como ocurrió la última vez en febrero de 1999.

            Es interesante decir también que en condiciones atmosféricas normales, existen en esta región fuertes vientos alisios en dirección oeste que empujan las aguas superficiales originando el afloramiento de las aguas frías profundas que traen nutrientes del fondo marino y favoreciendo en definitiva una mayor feritilidad general en la zona. Por el contario, con el fenómeno del Niño los países sudamericanos colindantes con esta parte del océano Pacífico, Perú, Ecuador, Bolivia y la zona norte de Chile, sufren fuertes lluvias y un descenso acusado en las capturas de pesca al presentar menor productividad el ecosistema marino sin el aporte de sales y nutrientes del fondo.