PÉRDIDA PARCIAL DE LA PLATAFORMA DE HIELO DE LA ANTÁRTIDA Y CAMBIO CLIMÁTICO

Pérdida parcial de la plataforma de hielo de la Antártida y cambio climático.

Fuente: National Geographic, mapa de marzo de 2002.

 

            En la actualidad se están analizando testigos de hielo obtenidos en perforaciones del casquete de hielo de la Antártida que aportan importantes datos sobre el clima de los últimos 420.000 años en la Tierra, a partir de la temperatura y de la concentración atmosférica de los gases con efecto invernadero como dióxido de carbono y metano. Así se ha podido saber que ha habido desde entonces ciclos que se repiten cada 100.000 años, existiendo en cada uno una fase de calentamiento debida a un aumento en la concentración de los gases invernadero. A partir de esta información podemos deducir que hoy en día existe una concentración de estos gases más altas de lo normal a causa de la actividad humana, en especial por la quema de combustibles fósiles.

            Otro síntoma del calentamiento global de nuestro planeta podría representarlo la pérdida reciente de parte de la plataforma de hielo en la Antártida (en el gráfico tomado del mapa de marzo de National Geographic se señalan la fecha de los desprendimientos más notables), especialmente en el área de la península antártica al noroeste de este continente. Aunque la temperatura media de esta zona de la Antártida ha aumentado unos 2,5 ºC los últimos 50 años, algunos expertos niegan que ello suponga una confirmación del aumento de la temperatura de la Tierra y aducen que se trata simplemente de una variación regional en un área de gran variabilidad climática. En todo caso, es preocupante el desprendimiento de varios grandes icebergs en los últimos años que derivan hacia el norte disminuyendo la superficie del casquete de hielo en unos 8.000 kilómetros cuadrados. Ello ha sido aprovechado por las colonias de pingüinos para extender su territorio, aumentando asimismo la superficie ocupada por las praderas.