ENERGÍA EÓLICA

La energía eólica: presente y futuro.

Autor del resumen y recopilación de la información: Pablo Gómez Segade

 

     Es una de las llamadas energías renovables por su alta capacidad de regeneración que con tecnología adecuada superaría a la velocidad de su consumo, y alternativas por no suponer una extracción y uso de rocas y/o minerales de origen fósil con graves consecuencias para el medio ambiente.

     Este artículo actuará como documento patrón al que iremos añadiendo información sucesivamente en el tiempo, recogida de diversas fuentes y agrupándola de forma lo más coherente posible. Cuando las novedades a añadir sean sólo noticias puntuales se añadirán en el fichero adjunto a este artículo con el nombre de "Energia eólica_noticias". Cuando se trate de una información más amplia, se añadirá un fichero de forma individualizada.

     Iniciamos el artículo con datos resumidos del suplemento del diario más importante de Galicia (La Voz de Galicia, 21 de marzo de 2001), Comunidad Autónoma del estado español en la que esta energía se encuentra más desarrollada.

 

Origen y fundamento de la energía eólica

     El viento es una consecuencia de la energía solar que llega a la Tierra, de la que representa un 2% (unas 500 veces la energía que consume toda la humanidad hoy día). La mayor parte de la energía eóloca se encuentra a altitudes mayores de 10 km, superando aquí los 200 km/h, fenómeno aprovechan los aviones que vuelan de América a Europa para ahorrar combustible.

     En toda la historia siempre se ha intentado aprovechar este tipo de energía con un gran inconveniente, su irregularidad e intermitencia, lo que ha determinado el tipo de trabajo a realizar con ella, molinos para bombear agua y moler grano (ver figura adjunta). En la actualidad, el problema continúa, puesto que la electricidad producida por los actuales aerogeneradores tampoco se puede acumular, por lo que se está estudiando el convertir esta electricidad en hidrógeno gaseoso, combustible que se podría utilizar en períodos de inactividad eólica. Un sistema menos llamativo de acumulación energética sería bombear agua a depósitos elevados para luego vaciarlos y accionar una turbina cuando el viento esté inactivo.

 

Mecanismo y evolución de los aerogeneradores

     Los actuales aerogeneradores transforman la enercía cinética del viento en energía mecánica y posteriormente en electricidad con un rendimiento máximo de 59%. Estas máquinas constan fundamentalmente de una torre, una barquilla generalmente horizontal con el motor en el interior, a la que va sujeta el rotor con las aspas (ver figura adjunta). El tipo de los molinos de viento así como el de los aerogeneradores actuales dependen bastante del tipo de viento: así, con vientos bastantes constantes y de escasa velocidad, se emplean molinos con aspas con vela; mientras que, con vientos fuertes, es mejor el diseño tipo hélice con dos o tres aspas. La evolución de los aerogeneradores productores de electricidad se puede resumir en los tres pasos siguientes:

• Altura de 12 m y potencia de 25 kw, con rotor fijo.

• Altura de 28 m y potencia de 225 kw, con rotor fijo.

• Altura de 60 m y potencia de 1.300 kw, con rotor variable para aprovechar la dirección del viento.

 

Presente y futuro de la energía eólica

     La producción actual de esta energía puede esquematizarse con los siguientes ejemplos: Francia, 10-15 megavatios; Portugal, 100 megavatios; España, 2.099 megavatios; Europa, 13.000 megavatios; el mundo entero, 18.000 megavatios.

     La energía eólica cobrará en los próximos años una enorme importancia puesto que la Unión Europea se ha fijado el 22% como el porcentaje de electricidad consumida que ha de proceder de energías limpias y renovables en el año 2010; puesto que la electricidad está prácticamente ya en su techo, y dado lo poco avanzada que está la investigación en otros tipos de energías renovables como la solar, es de suponer que la eólica cobre cada vez mayor preponderancia. Así, expertos europeos calculan que en pocos años la energía eólica producirá 20.000 teravatios por hora, es decir, el doble de la energía consumida por toda la humanidad en 1987.

     Otros ejemplos que se pueden dar del potencia de esta energía son los siguientes:

     - Media docena de aerogeneradores modernos suministrarían energía para el alumbrado público de una ciudad de 250.000 habitantes.

     - Por otro lado, 2.500 aerogeneradores actuales igualarían la potencia de una central nuclear mediana, suficiente para abastecer de electricidad los hogares de 2,5 millones de personas.

     En este sentido, los países europeos con mayor potencial de crecimiento en energía eólica son el Norte de Portugal, Galicia y la Bretaña francesa, donde los vientos son relativamente constantes y de velocidades moderados. Hay que señalar que los vientos excesivamente fuertes pueden obligar a detener los aerogeneradores. De todas formas, en el desarrollo de esta energía, hay que tener en cuenta los siguientes pros y contras:

 

• Ventajas de la energía eólica:

     - Energía rentable, limpia e inagotable.

     - Energía disponible en todo el planeta y por tanto difícilmente monopolizable por estados o multinacionales, disminuyendo la dependencia energética de los países pobres.

     - Tecnología simple y barata.

 

• Inconvenientes que presenta la energía eólica:

     - La irregularidad (fuerza variable del viento) e inconstancia (períodos de inactividad) del viento.

     - Efecto negativo para la estética del paisaje.

     - Ruído excesivo provocado por los grandes aerogeneradores actuales.

     - Perjuicios para las aves, al situar parques eólicos en zonas de paso de éstas.