ENDESA Y UNIÓN FENOSA DEJARÁN DE QUEMAR LIGNITO

Las centrales térmicas gallegas de Endesa y Unión Fenosa dejarán de quemar lignito a partir del 2004.

Fuentes:

La imagen Logo está tomada de la web "www.expoindustria.net".

La Voz de Galicia, 16/03/2002.

"Ciencias Medioambientais e da Saúde", de Ramón Varela Díaz. Ed. A Nosa Terra, 1996.

 

            Las centrales térmicas gallegas de As Pontes de García Rodríguez (propiedad de Endesa) y de Meirama (propiedad de Fenosa), que llevaban funcionando con el lignito pardo extraído de las minas de estas dos localidades desde 1976 la primera y 1974 la segunda, dejarán de funcionar con lignito para quemar sólo hulla importada apartir del 2003 y 2008, respectivamente. En conjunto, ambas centrales térmicas, con una producción de 14.270 millones de kilovatios/hora (según datos del 2001), representan actualmente el 10% de la energía eléctrica generada en toda España. Estas dos centrales térmicas son las únicas que se alimentan con lignito pardo en España, siendo la de As Pontes la tercera en el ranking de las más contaminantes de Europa de su clase, problema que no soluciona la gran altura de su torre principal (356 metros) que emite a la atmósfera una cantidad de 500.000 toneladas del gas contaminante anhídrido sulfuroso (SO2) al año (datos de 1995). Un gráfico de los datos de producción y contaminación de estas dos centrales en relación a otras europeas puede observarse en el texto "Ciencias Medioambientais e da Saúde" de Ramón Varela Díaz (1996). La razón del abandono del lignito parto es que contamina 10 veces más de lo que permite la legislación europea. En España funcionan además otras centrales con lignito, aunque de la variedad negra, como son las de Escatrón, Teruel, Escucha y Cercs (estas dos últimas en Cataluña y Aragón, respectivamente), que desaparecerán o reconvertirán igualmente en un futuro próximo.

            A lo largo de esto años se han extraído casi 300 millones de toneladas de lignito pardo, generándose en el caso de As Pontes el hueco más grande existente en Galicia, por causa natural o por acción humana, observable desde la panorámica de un satélite. La evolución de los volúmenes de extracción de ambas minas, las más abundantes de carbón en Galicia, junto con el yacimiento de lignito pardo bajo la laguna de Antela (Ourense) que nunca se comenzó a explotar, se pueden observar en el siguiente gráfico extraído del diario La Voz de Galicia (16 de marzo del 2002). Al finalizar la explotación de estas minas a cielo abierto, se completará la actuación de recuperación del entorno, con rellenos en los que se realizan plantaciones de diferentes especies arbóreas en superficie, cubriendo el hueco principal de ambas minas con la formación de sendas lagunas artificiales.

            La Unión Europea aprobó el último otoño dos directivas que adaptan las emisiones europeas de gases contaminantes al acuerdo de Kioto redactado en la Tercera Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas celebrada en esta ciudad en diciembre de 1997, y ratificado en la VII Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático de Marrakech (10 de noviembre de 2001). La primera de estas directivas rebaja desde 9.000 a 400 mililitros por metro cúbico la cantidad de SO2 que puede emitir una industria. La segunda asigna un límite máximo (Techo Nacional de Emisión) a cada país, lo que obligará a partir del año 2008. Estas dos empresas sobrepasan con el combustible de lignito estos límites por lo que se preparan ya desde ahora al cumplimiento de estos topes legales de emisión contaminante.