LAS ARENAS BITUMINOSAS DE CANADÁ VUELVE A LA ACTUALIDAD

La subida del barril de petróleo está favoreciendo este resurgimiento en yacimientos de petróleo más contaminantes del mundo.

El Mundo, Especial Natura nº 23, 8 de marzo de 2008

          Al subir el barril del petróleo, hoy día con un valor superior a los 100 dólares, se hace rentable la explotación de las arenad de alquitrán en Albian Sand, cerca de Fort McMurray en Alberta (Canadá). Se trata de un yacimiento de unos 141.000 Km2 en el noroeste de Canadá, una superficie equivalente a la de Grecia, cubierta por bosques boreales y atravesada por el río Athabasca. El mineral se extrae de una mezcla de agua, arena, arcilla e hidrocarburos peados, de los que sólo se extrae un 10% de betún de petróleo.

          La extracción es costosa y exige un gran consumo de energía para separar el betún de la arena y el agua, llegando en la actualidad a un coste de unos 18,25 euros por barril. Sólo la compañía Shell prenten extraer 500.000 barriles al día durante 50 años. En el conjunto de todas las compañías que operan en la zona, se sacan a diario 1,2 millones de barriles diarios, cifra que se prevé que aumente hasta los 3,5 millones de barriles. Con la tecnología actual sólo se extrael el 10% de los depósitos de betún; si se cuenta el 90% restante, las reservas calculadas podrían ser hasta seis veces las de Arabia Saudí. Actualmente, Canadá es ya el mayor proveedor de petróleo de EEUU, produciendo tanto como Kuwait, a la que pronto doblará.

          Es fácil deducir las condiciones durísimas de los trabajadores en estos yacimientos y el gran impacto que existe en la zona por esta actividad, pensando por ejemplo en el CO2 expulsado a la atmósfera al quemar un barril de gas natural por cada barril de crudo que se extrae, así como por la la lluvia ácida y la tala masiva de árboles centenarios con destrucción de hábitats incomparables necesarios para la supervivencia de muchas especies como es el caso del caribú. Asimismo, por cada barril de crudo es necesario el consumo de dos de agua, la cual aunque se recicla no puede ser devuelta al río, por lo que se almacena en grandes balsas con residuos mineros (hidrocarburos carcinógenos y metales pesados altamente tóxicos como mercurio, cadmio y arsénico) que se pueden ver desde el espacio. La presa de contención de la compañía Syncrude parece ser la construcción material mayor del mundo. Hay que tener en cuenta que algunas minas tienen 150 Km de largo y 90 m de profundidad.

 

Camiones transportando la melaza, que se obtiene después de retirar la nieve y la turba superficial, para el tratamiento de extracción de crudo. Estos camiones son de tamaño gigantesco con ruedas tan altas como una casa de dos pisos.