UN PROYECTO SOLAR PARA LOS EEUU                                                      

Investigación y Ciencia, nº 378, marzol de 2008

          En este resumen tratamos de sintetizar un proyecto presentado por varios técnicos estadounidenses para la sustitución masiva de los combustibles fósiles por la energía solar para el suministro de energía, fundamentalmente energía eléctrica.

Las ideas básicas del proyecto son:

-         Sustitución generalizada de las centrales de carbón, petróleo, gas natural y energía nuclear por plantas de energía solar, hacia el año 2050, para aportar el 65% de la electricidad de EEUU y el 35% del total de su consumo energético. Se pasaría así a una capacidad de 0,5 GW a 2940 GW en energía fotovoltaica, y de ,05 GW a 558 GW en energía solar concentrada. Para ello habría dos sistemas:

-         a) Construcción de multitud de paneles solares fotovoltaicos, que sumaran el equivalente a 120.000 Km2 y luego almacenar dicha energía en forma de aire comprimido en cavernas subterráneas para extraerlas de noche o cuando fuese necesario.

-         b) Construcción de grandes plantas de concentración de energía solar, donde el calor generado por la energía solar se concentraría en grandes depósitos de sal fundida, la cual retiene el calor con gran eficacia. El calor se extraería por la noche por medio de vapor. Este sistema tiene el inconveniente de que la energía se ha de extraer en el mismo día porque la sal fundida se enfría poco a poco. En 2007 ya hay 418 megawatt instalados en EEUU repartidos entre 10 plantas solares de concentración.

-         Habría que mejorar el rendimiento del módulo de película delgada fotovoltaica pasando del 10% de rendimiento a un 14%. Esto se presenta como uno de los principales obstáculos y también como una de las condiciones necesarias para la viabilidad del proyecto.

-         Sustitución de la actual red de transmisión de electricidad de alta tensión, que es de tipo alterno, por otra de corriente continua, mucho más eficaz.

-         Se necesitarían 420.000 dólares desde el 2011 hasta el 2020 para financiación de las infraestructuras necesarias y para conseguir que el nuevo sistema fuese rentable. Los puestos de trabajo perdidos en los sectores de la energía convencional serían sobradamente compensados por los que se crearían en la nueva tecnología. El coste del kWh pasaría de los acutales 0,16 dólares a un intervalo entre 0,05 y 0,09 dólares.

Mapa extraído del artículo original

 

Sistema de alamacenamiento subterráneo.

 

La electricidad sobrante producida durante el día es transportada a acumuladores de energía en aire comprimido próximos a las ciudades. Desde ahí se abastecería fundamentalmente por la noche a los consumidores. La técnica está ya disponible, como lo demuestra la planta de PowerSouth Energy Cooperative en McIntosh, Alabama, funcional desde 1991.

 

Puntos a favor del proyecto:

-         Descenso del 60% al 0% en la dependencia del crudo importando.

-         Suavización de las tensiones mundiales y los gastos militares relacionados con el control de las fuentes de energía convencional.

-         Reducción notable del enorme déficit comercial de los países deficitarios en los combustibles convencionales.

-         Reducción al mínimo de los gases de efecto invernadero.

-         Aumento de los puestos de trabajo en el país que implante esta tecnología.

 

Inconvenientes del proyecto:

-         Las subvenciones tendrían que ser muy cuantiosas, aproximadamente 420.000 millones de dólares hasta el 2050.

-         Se necesitarían una dirección y coordinación políticas de las decisiones y control de las subvenciones, debiendo ser necesario probablemente un gravamen sobre el carbono.

-         La compañías eléctricas privadas se verían obligadas a construír nuevos sistemas rentables de transmisión eléctrica en forma de líneas de alta tensión en corriente continua.

 

 

Los autores del trabajo original publicado en Investigación y Ciencia son:

-         Ken Zweibel presidente de PrimeStar Solar en Golden y director durante 15 años de la Asociación Fotovoltaica de Película Delgada del Laboratorio Nacional de Energía Renovable.

-         James Masson, gestor dela Campaña de Energía Solar y del Instituto de Investigación del Hidrógeno en Farmingdale, Nueva York.

-         Vasilis Fthenakis, jefe del Centro Fotovoltaico de Investigación Ambiental en el Laboratorio Nacional de Brookhaven y director del Centro de Análisis del Ciclo Vital de la Universidad de Columbia.