INYECCIÓN DE CO2 EN POZOS DE PETRÓLEO                                           

El País de los estudiantes, 7 de abril de 2008

          Repsol YPF, la mayor empresa petrolera de España, está ultimando el proyecto de intectar medio millón de toneladas de CO2 en los pozos que explota a 43 Km de la costa de Tarragona. La idea es llevar licuado el gas desde su refinería de Tarragona y allí inyectarlo en los casi agotados pozos, de los que extrae 2.800 barriles diarios, cifra menor de los 4.000 que obtenía en los años ochenta. El secuestro de CO2 supone dos grandes beneficios:

-         Se evita la emisión a la atmósfera de medio millón de toneladas al año de su refinería, equivalente a la de 50.000 españoles al año.

-         El dióxido de carbono inyectado en los yacimientos facilita la extracción en pozos ya casi agotados. Esta tecnología había sido ya probado antes en Texas (EEUU) y antes incluso la petrolera noruega Statoil en el mar del Norte en 1966.

          De esta manera Repsol se une a las grandes petroleras en el proyecto europeo Castor, que de acuerdo con las directrices del Panel Intergubernamental de la ONU promociona esta nueva tecnología que permitiría captar entre un 20% y un 40% de las emisiones mundiales de CO2.