recursos geológicos: coltán, litio E hierrO

COLTÁN

La Voz de Galicia,  11 de febrero de 2009

 

Móviles, consolas, ordenadores son todos ellos aparatos modernos que precisan para su funcionamiento de un  mineral, el coltán. De este mineral se extrae el tántalo, metal muy duro y denso, muy resistente al calor y buen conductor del calor y de la electricidad. Aunque oficialmente la mayor parte del coltán se extrae de minas australianas, existiendo también reservas en Brasil, Canadá y Nigeria, en realidad casi el 80% de este mineral se extrae en el Congo, en concreto en una zona llamada Kivu. Esta es la causa de la guerra que asola el este del Congo los últimos años (ver otro artículo sobre este tema en esta web) desde 1998.

El principio del uso del tántalo está en su elevada capacidad para actuar como un condensador, es decir, dejar pasar corrientes alternas y no continuas para aislar partes de un circuito eléctrico sin impedir el flujo de las señales entre las diferentes partes de dicho circuito. Esta propiedad hace que sea idóneo para la construcción de las pilas de los aparatos electrónicas de pequeño tamaño. Los dieléctricos hechos con tántalo pueden almacenar mucha energía eléctrica en un muy reducido tamaño.

LITIO, UN RECURSO ESTRATÉGICO

El País,  12 de febrero de 2009

 

De repente, se ha disparado la demanda de litio para fabricar baterías y Bolivia controla casi la mitad de las existencias mundiales, ubicadas en el suroeste del paìs, en la mayor llanura salina del mundo, el salar de Uyuni, con más de 120 km de diámetro máximo en varias direcciones. No es de extrañar con esta situación que, a pesar de que la nueva constitución aprobada por Morales concede el control de estas reservas situadas en sus territorios, empresas japonesas como Mitsubishi y Sumitomo, y especialmente el grupo francés Vincent bollore hayan comenzado negociaciones con el gobierno de Bolivia para explotar este recurso. El litio es un componente esencial de las baterías para los coches y otros aparatos electrónicos. Con el problema actual de la crisis económica y con los estados desarrollados intentando disminuír su dependencia del petróleo, sumado al problema del calentamiento global, los coches eléctricos se presenta como una solución para el transporte, pero precisas de pilas más eficaces y más ligeras, a lo que puede ayudar el litio, que es menos pesado y almacena más energía que el níquel. Según un estudio geológico hecho por científicos norteamericanos, Bolivia podría contener 4,9 millones de toneladas de litio, frente a las 3 millones de Chile, un millón de Chia y sólo 370.000 de EEUU.

Salar de Uyuni. /Noah Friedman-Rudowsky-The New York Times

VOLCANES SUBMARINOS, UNA FUENTE DE NUTRIENTE DE HIERRO

El País,  4 de marzo de 2009

 

El polvo de hierro es el nutriente fundamental más escaso en los mares. Se acumula en el fondo marino a donde llega por los ríos o por transporte eólico desde los continentes. Además, también asciende desde los fondos marinos gracias a corrientes ascendentes de masas de agua. Así, se ha podido comprobar que el hierro precipitado en los mares no se acumula como mineral, sino que es capturado por compuestos orgánicos y así se mantiene en forma no oxidada, contra lo esperado, y siendo por tanto aprovechable como nutriente por el plancton marino. Esta conclusión es la que ha publicado en la revista Nature Geoscience la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF) norteamericana. Esto es importante porque los organismos marinos metabolizan mucho mejor el hierro puro que el hierro oxidado. Todo está se ha combinado también con la investigación reciente que pretende acelerar la captura de dióxido de carbono, causante del temible efecto invernadero, fertilizando con hierro el plancton marino, de manera similar a como se ha utilizado el nitrógeno como abono en la agricultura del siglo XX. Bien, las emisiones volcánicas submarinas del hierro necesario para esta fertilización podría ser un importante recurso para llevarla a cabo. Las primeras evaluaciones del éxito en la fertilización con hierro de aguas marinas no parecen ofrecer resultados muy exitosos, según se indica en la página Web del Instituto Alfred Wegener