“EL LIBRO ROJO DE LOS BOSQUES ESPAÑOLES”

Coordinadora: Carmen Ortega Hernández-Agero.

Editado por ADENA, 1989.

España admite en general el desarrollo de diferentes tipos de bosques, pudiéndose considerar un país forestal al tener casi la mitad de su superficie cubierta por algún tipo de formación boscosa. La latitud entre los paralelos 36º y 44º favorece esta situación, existiendo sólo dos límites naturales para los bosques en nuestro país: la altitud mayor de 2.000 metros y la aridez con un límite de 350 mm de precipitación anual existente en las partes más secas del sureste y de la depresión del Ebro. También es terreno desfavorable los enclaves salinos bajo clima árido o semiárido.

Esta obra es un referente en todo estudio relativo a los diferentes bosques españoles.