ENCUENTRAN MITOCONDRIAS LIBRES COMO UN COMPONENTE MÁS DEL PLASMA SANGUÍNEO

The  investigación y Ciencia, 28 de enero de 2020

Marta Pulido Salgado

El fluido sanguíneo ampliamente analizado hasta ahora nos ha deparado una sorpresa impactante, publicada en tiempo reciente por la revista The Faseb Journal.  Alain R. Thierry y su equipo, de la Universidad de Montpellier, en combinación con científicos de la Universidad Diderot en París, han detectado, por primera vez, la presencia de mitocondrias funcionales, que circulan libremente por el torrente sanguíneo.

Mitocondria funcial en el exterior celular y en medio del plasma sanguíneo/iStock/wir0man.

 

     Las derivan de bacterias cuya simbiosis con otros microorganismos unicelulares, las arqueas, originó las células eucariotas que componen los animales y las plantas, entre otros organismos. Sin embargo, hoy en día, las mitocondrias son reconocidas como las estructuras celulares responsables de obtener la energía necesaria para el funcionamiento de la célula y cuentan con su propio ADN.

     Curiosamente, las plaquetas presentan la capacidad de secretar mitocondrias, aunque ello solo ocurre bajo condiciones muy concretas. Sin embargo, la detección de elementos mitocondriales, como el ADN, en el exterior celular, resulta mucho más frecuente, constituyendo generalmente  un factor indicador de procesos patológicos.

     A partir de estos antecedentes, la presente investigación se inició con el análisis de muestras de plasma sanguíneo procedentes de sujetos sanos. La cuantificación del ADN reveló que este fluido contiene sorprendentemente mayor cantidad de ácido desoxirribonucleico de origen mitocondrial que nuclear. El origen de la sorpresa está en que el material genético de las mitocondrias, a diferencia del ADN almacenado en el núcleo celular, no tiene histonas, típicas proteínas protectoras del material genético. Esto último parece contradecir la existencia del ADN mitocondrial en el plasma. Para explicar este hallazgo, los científicos elaboraron la hipótesis de la existencia de algún tipo de sistema capaz de encapsular y preservar la integridad del ADN mitocondrial, Para corroborar dicha hipótesis, aislaron, mediante centrifugación y filtración, los distintos componentes del plasma hasta hallar lo que parecían mitocondrias intactas y libres, fuera del entorno celular. Estos orgánulos  resultaron ser mitocondrias viables y funcionales, capaces de consumir el oxígeno necesario para realizar el proceso de respiración celular.

    Ahora la cuestión es saber la función que desempeñan dichas mitocondrias. Los autores de esta investigación sugieeren que podrían actuar como orgánulos mensajeros entre células, pero ello queda pendiente de ser confirmado. Por otro lado, se sabe que las la posibilidad de expulsar mitocondrias al fluido sanguíneo es una facultad que tienen tanto las células normales como las tumorales.

Referencia: «Blood contains circulating cell-free respiratory competent mitochondria», de Z. Al Amir Dache et al., en The FASEB Journal, publicado el 19 de enero de 2020.