EL ESTRÉS HACE QUE EL PELO SE VPIERDA SU COLOR EN RATONES

The Scientist, 23 de enero de 2020

Ashley Veager

     Los investigadores han descubierto que el estrés desencadena la respuesta de lucha o huida, que daña las células que finalmente dan color a la piel y el cabello. En los experimentos de esta investigación, ratones de pelo oscuro que estaban estresados se volvieron blancos en solo días, informó el equipo ayer (22 de enero) en Nature.


Los ratones estresados se vuelven grises porque los nervios del sistema nervioso simpático (rosa) desencadenan la proliferación, diferenciación y posterior agotamiento de las células madre llamadas melanocitos (amarillo), que se convierten en las células que le dan color al cabello./BING ZHANG y YA-CHIEH HSU

     Si el estrés perdura por mucho tiempo podría quitarle el color incluso a los rojos, rubios y marrones oscuros, pero la forma en que sucede ha sido un misterio hasta ahora.
    Para identificar los mecanismos decómo funcionan las células madre, es importante leer el trabajo de Ya-Chieh Hsu "a stem cell biologist at Harvard University and a coauthor of the study" publicado en  Science News.
     En su estudio Hsu y sus colegas inyectaron un compuesto relacionado con la capsaicina, un ingrediente en los chiles que les da calor, en ratones para estresarlos. Cinco días después, el pelaje de los ratones perdió su color. Al principio, el equipo pensó que el sistema inmunitario podría estar matando las células productoras de pigmento, pero los experimentos mostraron que eso no estaba sucediendo. La hormona del estrés cortisol tampoco estuvo involucrada en la pérdida de color. Finalmente el descubrió que la pérdida de color estaba relacionada con la manera en que el estrés afecta el sistema nervioso simpático de los ratones, que es responsable de la respuesta de lucha o huida. El estrés desencadenó la respuesta de lucha o huida, que provocó la liberación de noradrenalina (también llamda norepinefrina), un neurotransmisor que ayuda a la contracción muscular, incluida la contracción del corazón. Los investigadores muestran que la noradrenalina también hizo que las células madre de los folículos capilares se convirtieran rápidamente en células productoras de pigmento llamadas melanocitos, que mueren regularmente. En los ratones estresados, todas las células madre se diferenciaron en melanocitos, agotandose completamente en cinco días. Eso finalmente ya no hubeo melanocitos para dar color al pelaje de los ratones. El equipo probó el mecanismo en cultivos de células madre de melanocitos humanos y encontró un resultado similar.
     Mayumi Ito, bióloga de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York, dice que en los ratones de sus experimentos ha observado un fenómeno similar pero mucho más gradual, con el avance de la edad de los animales (The New York Times).
     Hsu, uno de los autores del presente artículo, concluye que Las células madre de melanocitos también se pierden durante el envejecimiento, pero el estrés podría ser un proceso de envejecimiento acelerado. De todas formas, todo ello deberá ser confirmado.


Referencia

Zhang, B., Ma, S., Rachmin, I. et al. Hyperactivation of sympathetic nerves drives depletion of melanocyte stem cells. Nature 577, 676–681 (2020). https://doi.org/10.1038/s41586-020-1935-3