DESTRUIR LAS CÉLULAS SENESCENTES PODRÍA RETRASAR LOS ACHAQUES DE LA VEJEZ

The Scientist, 3 de marzo de 2020

Lisa Winter, periodista freelance de New York

 

     Lisa Winter, colaboradora de The Scientist hace un excelente resumen de una reciente investigación sobre un tema apasionante que está muy de actualidad. Para ver una información más completa de esta información se recomienda leer el artícula de esta periodista en The Scientist.

     Anteriormente,  las células senescentes no eran consideradas  relevantes en relación con la supervivencia de los organismos vivos. Pero en los últimos años, el equipo de Kirkland y otros han descubierto su intervención en proceso fisiológicos importantes, a veces de carácter opuesto.

     Por un lado, se cree que las células senescentes son necesarias para el desarrollo del tejido cuando se forman en el embrión, y también promueven la regeneración del tejido y la reparación de heridas en la edad adulta.

     En el sentido contrario, las células senescentes que se se acumulan con la edad, pueden expulsar proteínas inflamatorias que parecen causar disfunción tisular y empujan a las células vecinas a la senescencia. Esta hipótesis se estudió en animales comprobándose que la destrucción de las células senescentes puede retrasar el deterioro físico relacionado con la edad y mejorar la salud general, y muchos investigadores que estudian el envejecimiento ahora consideran la senescencia como un impulsor del deterioro físico característico de la vejez. Estos estudios de momento son todavía no determinantes, puesto que el experimento de Krkland ha sido sólo con 6 ratones jóvenes, implantándoles 1 millón de células senescentes a cada uno.

     Para Kirkland, las células senescentes implantadas acutaron como si fueran patógenos afectando múltiples tejidos y causan diversas enfermedades:

-En ratones jóvenes se produce una disminución del rendimiento físico en comparación con el de los ratones de control que habían recibido implantes de células grasas no senescentes.

- La repetición del procedimiento con solo medio millón de células en un grupo de ratones un poco más viejos aumentó su riesgo de muerte en un año, generalmente debido a cáncer, enfermedades pulmonares y intestinales, o neurodegeneración, en comparación con los controles. "El trasplante de células senescentes aceleró la mayoría o todas las enfermedades de las que mueren los ratones en la vejez", dice Kirkland a The Scientist.

 

Las células senescentes se acumulan con la edad. Esto puede dar lugar a niveles más altos de ciertas proteínas del fenotipo secretor asociado a la senescencia (SASP), que los investigadores creen que impulsan los procesos relacionados con el envejecimiento y promueven enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Y la senescencia, los científicos están llegando a comprender, está mediada por procesos celulares asociados con el envejecimiento./Catherine Delphia.

 

Referencia

Kirkland, J. L. Senolytics Improve Physical Function and Increase Lifespan in Old Age.

Nat Med. 2018 Aug; 24(8): 1246–1256. Published online 2018 Jul 9. doi: 10.1038/s41591-018-0092-9